¿Dónde firmo?

Aurelio Maldonado Aguilar

293

Ladrón, prófugo, mafioso, megalómano, autocrático, (caso mameluco) hijo de … (Gustavo Novoa) ególatra y otros graves epítetos que le endilgan al Mashi pueden o no ser ciertos, pero algo que es indudable es su inteligencia y brillantez y no precisamente en sus estudios que se descubrió en ellos como menos que mediocre, sino más bien lúcido para organizar trincas y consolidar el poder omnímodo que ostentó en un momento. Le falló el cálculo al poner a su “repana” Moreno en el sillón, confiando que le guardaría las espaldas y le dejaría venir apoteósico en el siguiente periodo para nuevamente mantenerse en el poder por muchos años y consolidar su plan revolucionario sagazmente planificado y seguramente aconsejado por carnales y compinches de aventuras socialistas como los Castro, Chávez, Lula, Ortega y más. Un movimiento genial que produjo un jaque mate al Ecuador fue crear el Consejo de participación ciudadana y control social CPCCS, encargado de nombrar autoridades de entes de control -amparado en la mentira que el pueblo lo decida- como fiscalía, contraloría, etc qué, una vez nombrados, tendrían que hacerse los ciegos y mudos ante cientos de atropellos y robos que planificaron hacer y lo hicieron. Eligieron candidatos que serían totalmente manejados y muchas veces engañados por el pago que recibirían en honores y quien sabe que más. Así aseguraban un total manoseo de este ente fundamental y poderoso para tapar picardías y hurtos pudiendo contrastarse el Consejo de Trujillo con personajes serios, honorables y correctos que devolvieron en mucho la institucionalidad ecuatoriana, con los siguientes, con el Cura Tuárez a la cabeza que no sabía de la misa a la media de procesos parlamentarios y prepotente estaba acompañado de personajes controvertidos y de escasa cultura, pues admirado escuché que la Sra. Chala, defendiéndose en la Asamblea, no podía leer su discurso y pensar que serían los que nombrarían autoridades vitales en la vida del estado. El CPCCS es un mamotreto presto a todo lo malo que debe desaparecer, por lo que pido me expliquen donde firmo para eliminarlo, pues restarle competencia nominadora no es suficiente, además es enorme gasto inútil para el estado y colmena de pipones burócratas que medran lo nuestro. ¿Dónde firmo para desaparecer la invención del genio del mal, prófugo y escondido en un ático? (O)