Artesanos piden controlar el contrabando

La entrada de productos extranjeros a precios bajos afecta la economía de los artesanos nacionales.

477
Antes, la producción nacional alcanzaba hasta 45 millones de pares de zapatos por año, hoy la cifra se ha reducido a 30 millones.

Desde aproximadamente dos años, a raíz de la eliminación de aranceles y la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC) con algunos países, se ha producido una notable afectación a la economía de los artesanos nacionales.

Esto se evidencia especialmente en el área de calzado, en la que hay importación a gran escala.

A decir de Piedad Soto, presidenta de la Federación de Artesanos Profesionales del Azuay, las afectaciones se han producido con mayor rigor en esta provincia y en Tungurahua, que son las principales fabricantes de calzado a nivel nacional.

Soto afirma que en algunas ocasiones han concurrido a mesas de trabajo para discutir sobre las posibles soluciones, de modo que “se defienda la venta de productos nacionales”, debido a que a través de convenios firmados con Brasil ingresan productos a costos muy bajos.

Incluso se publicitan ferias de calzado a 5,00 dólares. ¿Cómo podemos competir con esto, cuando solamente en materiales y mano de obra el precio de nuestros productos es superior al costo de los productos que ingresan?”, manifiesta.

La valoración de la calidad del producto ecuatoriano versus el que ingresa desde otros países, es uno de los puntos que pide analizar el gremio de artesanos.

Además, solicita facilidades para comercializar en forma equitativa. Sin embargo, la principal petición es que las autoridades competentes controlen el contrabando, según lo indica Luis Lojano, presidente del gremio de artesanos del calzado en esta provincia.

Las pérdidas económicas que tenemos están en aproximadamente un 90%. Empezó a sentirse desde el 2017, incluso ahora muchos compañeros están cerrando sus talleres”, sostiene Lojano.

Asimismo, Manuel Bravo, representante del gremio de calzado Gregorio Flores, del Azuay, indica que anteriormente producían 45 millones de zapatos al año a nivel nacional, que equivale a tres pares por cada habitante.

Luego la producción bajó a 30 millones, debido a que hasta mediados de este año la importación de zapatos brasileños subió a 25 millones.

Brasil ha incrementado el 103% en exportar zapatos a Ecuador. El producto chino la gente ya conoce y no consume mucho; pero ahora ve que el zapato brasileño es súper barato y eso nos arruina”, comenta. (LCH)-(I)

Regreso de salvaguardias

En el 2015, el Gobierno de turno implementó las salvaguardias, que suponía el cobro de impuestos a ciertos productos que ingresaban al país.

La medida duró aproximadamente dos años, tiempo en el que la economía de los artesanos nacionales se vio en su mejor momento.

Luego, con la eliminación de esta medida comenzaron las afectaciones.

Reestablecer el cobro de este impuesto ayudaría a los artesanos a generar mejores ingresos y por ende, más fuentes de empleo, aseguran. (I)