¿Hasta cuándo esperamos?

Francisco Cherrez Tamayo

290

Con el mayor de los respetos, señor presidente, hasta cuando esperamos que cumpla con los ofrecimientos al país en los ámbitos social, económico y político; nos ha gobernado más de dos años, pero, realmente, sentimos que a más de la restauración de la democracia y de su voluntad de cambio, la nación no camina, está estancada, vislumbrándose un incierto futuro. En lo que respecta a salud, cada vez estamos peor; Ud. exhibe como valioso trofeo el listado de nuevos medicamentos para el cuadro básico, cuando todos sabemos que los hospitales públicos se han convertido en funestos espacios donde la muerte impía acecha inquieta; lugares donde conseguir un turno es un verdadero viacrucis, hospitales carentes de medicinas, insumos, equipos, etc., pero, sobre todo, sin personal médico especializado, existiendo más empleados burócratas que profesionales de la salud.
Muchos ecuatorianos tenían esperanzas en su mandato, creyeron en sus promesas, pero, la penosa realidad es que el país sigue enfermo, se mantiene en terapia intensiva y no recupera ni recuperará su salud en muchísimo tiempo. Sí, se han descubierto las iniquidades y los horrores cometidos por el régimen anterior, comandados por el “jefe de la mafia”, pero, hasta allí llegamos, no avanzamos más; no hemos recuperado nada de las decenas de miles de millones que la banda de depredadores de la “Revolución ciudadana” le perjudicaron al pueblo ecuatoriano, sin embargo, estos facinerosos andan muy campantes gastándose el dinero mal habido en el país y en el exterior, ¡cuando deberían estar tras la rejas!
No sabemos por qué el temor de llegar hasta las raíces mismas de este putrefacto engranaje que engalanó el gobierno anterior y, algunos de ellos, con total descaro y sinvergüencería siguen engalanando su gobierno; perdone Ud., pero, nos queda la duda ante la excesiva demora y falta de decisión para sancionar a todos los culpables de estos latrocinios; ¿acaso sus estrechos colaboradores y muy allegados a Ud. también tienen “vela en este entierro? Señor presidente, todos aspiramos un cambio verdadero, ¡le quedan 20 meses para ser parte de la historia ecuatoriana, como héroe o como un villano más! (O)