La Justicia de Paz de Colombia excluirá a los exlíderes de las FARC que se rearmaron │VIDEO

465

La Justicia Especial de Paz (JEP) de Colombia expulsará de su jurisdicción a todos aquellos exlíderes de las FARC que se hayan rearmado, como alias “Iván Márquez”, quien este jueves anunció que junto a un grupo de antiguos dirigentes han vuelto a tomar los fusiles.

En una declaración leída por la presidenta de la JEP, Patricia Linares, ese tribunal especial que juzga los crímenes cometidos durante el conflicto armado asegura que le corresponde tomar medidas que incluyan la pérdida de beneficios y exclusión de su jurisdicción si se produce un rearme.

“Todos los procesos en la Jurisdicción Especial para la Paz se atienen a la normativa que está vigente y a las disposiciones que están vigentes, daremos el máximo de prioridad a esta situación que aparece hoy en el escenario público y procederemos de conformidad”, detalló Linares.

Por ello el tribunal ya ha tiene “conocimientos desde sus distintas instancias”, de manera que los hechos son “analizados de manera inmediata”.

“Cualquier compareciente que este sometido a la Jurisdicción Especial para la Paz e incurra en situaciones que evidencien que se rearmó será objeto de la exclusión del Sistema (Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición) porque así lo disponen las normas”, recalcó la presidenta de la JEP.

En un video, Márquez, cuyo paradero se desconoce desde hace más de un año, reapareció hoy junto con otros exlíderes de esa guerrilla para anunciar que inician “una nueva etapa de lucha” armada.

Entre quienes le acompañan en el video se puede ver a Seuxis Paucias Hernández, alias “Jesús Santrich” y a Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”, que hace meses dejaron de cumplir sus compromisos con la JEP.

En ese sentido, Linares señaló que “la decisión equivocada de un grupo de personas que traicionaron su compromiso con la paz, con Colombia y con el mundo no puede ser suficiente para truncar un anhelo en el que confluyen las voluntades de todos los colombianos”.

“La responsabilidad que tiene la Jurisdicción Especial para la Paz, que es un organismo judicial, es administrar justicia cumpliendo de manera estricta la constitución y la ley. Obviamente situaciones como esta, que hasta la fecha no se habían producido, son situaciones que ameritan el tratamiento célere”, apostilló.

El pasado 30 de julio, la JEP abrió un proceso de “cumplimiento del régimen de condicionalidad” contra Santrich, que el 11 de junio pasado asumió un escaño en la Cámara de Representantes por el partido FARC y 18 días después se escabulló de sus escoltas en el norte del país.

A comienzos de julio, la JEP también ordenó la recopilación de pruebas para averiguar si Iván Márquez, que fue jefe negociador de paz de las FARC en los diálogos de La Habana, retomó las armas o instó a otros desmovilizados a hacerlo.

Además de Santrich y Márquez, al menos otros cinco dirigentes de la desarmada guerrilla han abandonado el proceso de paz y se desconoce su paradero.