“Paridad incumple más de la mitad de los Municipios”

Acciones en torno a la minería y estado de centros de rehabilitación preocupan a Defensoría del Pueblo

637
Freddy Carrión, recientemente designado como Defensor del Pueblo.

Acciones en torno a la minería y estado de centros de rehabilitación ocupan a Defensoría del Pueblo

¿Cómo recibe Usted la Defensoría del Pueblo al gacerse cargo de la función?

Con cada defensor ha habido expectativas de generar un trabajo dedicado y eficiente en la protección de derechos humanos. La directriz que imponga el Defensor marcará la gestión de la institución. Con Ramiro Rivadeneira se tuvo un papel de afianzamiento de las acciones del gobierno más allá de los derechos de las personas como tal… Luego, la doctora Gina Benavides… tuvo una posición extremista, donde las organizaciones de Derechos Humanos tenían en la Defensoría su propia institución y ese tampoco es el fin y objetivo, sino una institución neutral, independiente, imparcial, de lado de los derechos, tratando de que la autoridad cumpla con sus obligaciones, apoyando a la autoridad cuando tiene acciones tendientes a proteger los derechos humanos.

– ¿Ha ganado relevancia los reclamos de mujeres ediles por el derecho a ejercer vicealcaldías?

Completamente… a nivel del país son 118 municipalidades las que no cumplen con la cuota de igualdad de género en el derecho a ejercer esta representación. Eso es poco más de la mitad porque son 221 cantones…

– La Defensoría está apoyando estos reclamos ¿de oficio o por accionantes particulares?

En el caso de Cuenca, la acción de protección vino por una iniciativa del Cabildo de Mujeres, se recogió la denuncia de esta organización y se presentó la acción de protección en debida tutela de los derechos de la concejalas Paola Flores y Marisol Peñaloza. En el resto de ciudades del país casi todas las acciones han sido propuestas por la Defensoría para proteger este derecho…

– ¿El fallo del juez de Cuenca marca un precedente?

Completamente, Cuenca se está caracterizando por tener un amplio margen de consideración sobre derechos humanos, una conciencia ciudadana por lo que deben ser los derechos de las mujeres, antes relegadas. No nos queda más que felicitar la acción de los jueces y su criterio. No se está pidiendo favores sino que fallen en favor de la Constitución, de los derechos, de la ley que garantiza a las mujeres en temas de paridad y de género (…).

– ¿Cómo están las causas que representa la Defensoría respecto al agua, medio ambiente y minería?

Se debe tener una protección debida del recurso natural del agua. No se puede negar que por la minería se va a tener un impacto, una afectación ambiental y que debe ser evaluada por las autoridades públicas para que no comprometa al medio ambiente. No vamos a sacar absolutamente nada devastando la naturaleza para producir o sacar oro, o cualquier otro mineral, si el costo de esa extracción va a significar una afectación a nuestra forma de vida y medio ambiente… cualquier actividad que vaya en desmedro de la naturaleza no puede ser permitida y debe ser condicionada, reglamentada…

– ¿Representan en buen número en estas causas?

Las condiciones son difíciles. Estamos hablando de que el Estado tiene una política minera y frente a eso las condiciones en las que se desenvuelven los activistas en contra de la minería es una relación desigual de poder.

– ¿Y es un contrapoder la Defensoría?

Completamete. Un contrapoder moral. Ejerce una magistratura ética que encarna valores, lo que debe ser una sociedad y la protección de los derechos humanos genera una limitación al poder (…).

– ¿Qué decir de los Centros de rehabilitación?

Es una problemática compleja porque no existe un modelo de gestión penitenciario, falta mucho en cuanto a política criminal respecto a las personas privadas de la libertad. Si no entendemos que la rehabilitación es un fin que no se puede condicionar, no vamos a comprender este fenómeno… No hay prevención. La crisis económica, social, política afecta también el ejercicio de derechos.

– ¿Qué se ha hecho para corregir?

Hemos intervenido en los contratos de alimentación, en la implementación de la garantía del agua, como en el CRS de Cotopaxi y otros centros donde la sobrepoblación carcelaria termina por afectar a los internos. La cárcel de Turi no tiene este hacinamiento… muchas cárceles no mejoraron su condición ni garantizaron mayor seguridad, como la de Manta. El hacinamiento ha ido poblando los centros carcelarios provinciales…es una de las causas fundamentales de violación de derechos. (AVB)-(I)

APOYO
“Cuando las autoridades acepten que una debida protección de los derechos genera mayores niveles de democracia… habremos empezado a transitar al desarrollo… “