Instalan nuevo sistema de video vigilancia en los buses urbanos

Buscan evitar robos, acoso, agresiones y otros hechos que afecten a pasajeros y choferes.

1019
 La sala de monitoreo de las imágenes captadas por las cámaras de buses está ubicada en el Consorcio SIR Cuenca.

La Cámara de Transporte de Cuenca (CTC) avanza con el proceso de renovación e instalación de un sistema de cámaras de seguridad en los 475 buses de transporte público; la finalidad es diminuir los delitos que son perpetrados por delincuentes que abordan las unidades y brindar un ambiente de seguridad a las 300.000 personas que se transportan diariamente.

La grabación de los recorridos de los buses a más de disuadir los ilícitos también facilitaría la investigación de robos, situaciones de acoso sexual, agresiones a conductores tanto físicas como verbales y daños en las unidades.

Los kits de cámaras serán instalados en los 475 buses de transporte urbano.

Leonardo Albarracín, presidente de la CTC, señala que se solicitó a la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) la calificación de talleres autorizados de instalación y desinstalación de cámaras, para el respectivo equipamiento, teniendo en cuenta también que se lleva a cabo un proceso de renovación de flota vehicular.

El proceso de instalación de las nuevas cámaras inició hace un mes; al momento 12 unidades ya tienen los equipos que serán monitoreados por la Cámara de Transporte desde una sala adecuada en el Consorcio SIR Cuenca. Una de las características es que se puede observar en tiempo real lo que sucede en los buses.

Hay varias situaciones que afrontan los usuarios de los buses, por ejemplo, la presencia de vendedores, a pesar de la existencia de una ordenanza que prohíbe esta actividad. El control no se trata de restringir un derecho al trabajo.

Señala que los conductores tienen la obligación de controlar tiempos de la ruta, controlar el ingreso de usuarios, manejar respetando las normas de circulación, pero no la seguridad, sin embargo, se suman al proyecto. La competencia de seguridad es directamente de la Policía Nacional.

Albarracín hace un llamado a la ciudadanía a perder el miedo y denunciar los delitos que suceden en los trayectos de los buses.

Los robos son a diario en las unidades, pero no se los conoce porque la gente tiene miedo a denunciar. La recomendación es tener una actitud de valentía y solidaridad entre todos para que se genere un ambiente seguro.

El año anterior en la transportación se impulsó una campaña de “No al acoso sexual” y el plan está vigente. Se considera que estos casos se han minimizado.

Como parte de un plan de seguridad para el retorno a clases se coordina con la Policía Nacional para de forma aleatoria tener presencia de policías dentro de los buses. (KOQ)-(I)

La Cámara de Transporte de Cuenca indica que los proyectos de seguridad están en coordinación con el ECU 911 y Gobernación.