Club Vulcano por las finales del Nacional de Fútbol con refuerzo de Charasol

Los entrenamientos nocturnos se cumplen en las instalaciones de la Sociedad de No Videntes del Azuay (SONVA).

504
Edison Saquisilí (C), junto a sus compañeros desafían el frío y las limitaciones con los conocidos “jueguitos” de balón. PSR

A Edison Saquisilí no le importa viajar solo desde Charasol cada martes y jueves por la noche para ser parte de los entrenamientos de Vulcano, más bien lo hace con gusto, ya que anhela clasificarse a las finales del Campeonato Nacional de Fútbol, organizado por la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Visual (FEDEDIV).

Edison, aprovecha el trayecto cercano a 40 minutos para analizar estrategias de ataque, ya que contrario a sus inicios hace las veces de delantero, a pesar de que en su tierra es conocido por ser un fuerte defensa.

Y es que el futbolista de 23 años es el último en sumarse o “refuerzo” de Vulcano, que cuenta con nueve elementos, un 80% con discapacidad visual total y el resto parcial.

Esto en ningún grado les ha impedido superarse, para muestra está el propio oriundo de Charasol, quien está a días se sumarse al noveno ciclo de la Carrera de Derecho en la Universidad Católica de Cuenca.

El deporte me ayuda a relajarme y salir un poco del estrés de los estudios, por lo que espero ser un ganador en ambas facetas”, comentó el cañarense, que precisamente en su futuro profesional aspira sentar las bases para una mayor igual y oportunidades para las personas con todo tipo de discapacidad.

En este sentido, Silvia Sarmiento, quien hace las veces de guía, consejera y hasta paramédico en las prácticas contó que encuentra fuerza y motivación al ver el coraje con que disputan el balón, sin importar golpearse a veces. Lo hacen con la luz del corazón, sostiene.

Ese ánimo y adrenalina me comparten y puedo ayudarles a orientarse mejor en la cancha, tocar el balón, afinar el oído para sentir a los rivales”, subrayó, no sin antes sostener que es ella quien al final aprende de su labor, que le permite estar cerca de su familia de paso, ya que su esposo Javier Zambrano es parte de la plantilla.

En definitiva, todo esta suma de esfuerzos y voluntades se verá reflejada el próximo 14 de septiembre en Zaruma, donde se disputará la última fecha de la primera fase del Campeonato Nacional de Fútbol Zona Sur.

Allí deberán “ganar o ganar” a Acacig y Pumas Tsáchilas, ya que solo los dos mejores entre las ocho escuadras de la Zona Sur avanzarán a las finales. De momento están quintos.

La nómina de Vulcano está conformada por: Marco Torres, Vicente Pérez, Javier Zambrano, Carlos Quintuña, Hugo Trujillo, Carlos Corte, Marcos Torres, Elvis Quevedo y Lanis Guerrero. El entrenador es Daniel Pérez.

Apoyo

De la mano a lo deportivo, Marco Torres, uno de los referentes de la escuadra agradeció por la ayuda en transporte recibida para su última participación en Riobamba a la Prefectura del Azuay y aprovechó para solicitar apoyo a la empresa pública y privada y a los organismos deportivos para ir con todo a Zaruma, sabiendo que no tienen margen de error.

Realmente es muy duro, porque la mayoría de compañeros trabajan en las calles y solo algunos son empleados en el sector público y en empresas”, ponderó, al tiempo de recordar que todos los viajes anteriores han salido de sus bolsillos y que en el 2018 se quedaron fueras de las finales por no asistir a una fecha por falta de presupuesto. (MOU) (D)