ONG ecologistas boicotearán G7 de Biarritz en protesta por la organización

386

Una veintena de asociaciones ecologistas anunciaron este jueves que no participarán en la cumbre del G7, que arranca el sábado en Biarritz (País Vasco francés), para denunciar el reducido número de acreditaciones concedidas a las ONG y que busca “apartarlas” del encuentro.

“El Gobierno solo ha acordado una cuota de veinticinco acreditaciones para las ONG frente a las cerca de cien que hubo en años precedentes. Las ONG no tendrán acceso ni a la cumbre ni a los medios a través del centro de prensa, como viene siendo habitual desde hace más de diez años”, denunció el colectivo Réseau Action Climat en un comunicado.

El grupo, que engloba a las principales organizaciones ecologistas en Francia como World Wildlife Fund (WWF) o Greenpeace, concluye que las condiciones de participación de la sociedad civil en la cumbre no son las adecuadas.

“La crisis climática y la movilización ciudadana deberían llevar a los miembros del G7 a acelerar sus acciones climáticas y a escuchar a la sociedad civil, no a dificultar su trabajo”, criticó.

Este red, que ha participado en la preparación del G7 junto a sus socios internacionales mediante el desarrollo de recomendaciones y su participación en la reunión ministerial sobre medioambiente con la que se estableció la agenda política del Grupo de los Siete en materia climática, considera ahora que la decisión de Francia pone en peligro la inclusión de la sociedad civil en próximas cumbres.

Por esta razón, el representante de Réseau Action Climat que fue convidado a un almuerzo con el presidente francés, Emmanuel Macron, este viernes ha rechazado esa invitación.

“Los países del G7 (Francia, Alemania, el Reino Unido, Italia, Estados Unidos, Canadá y Japón) representan el 20 % de las emisiones de CO2 a nivel mundial y no tienen en cuenta en la actualidad la urgencia de actuar para limitar el calentamiento global”, dijo en la emisora France Info una portavoz del grupo, Lucile Dufour.

Según Dufour, esta reunión era un momento clave para poner en claro compromisos drásticos más ambiciosos de lucha contra la crisis climática.

“La voz de la sociedad civil es esencial para recordar el deber de estos países de actuar para limitar el calentamiento global en 1,5 grados, ya que sus compromisos y sus políticas climáticas son claramente insuficientes para respetar los Acuerdos de París” sobre cambio climático, añadió la nota.

Las ONG reclamaron que la cumbre no acabe con anuncios que sean papel mojado y recordó a Francia la responsabilidad que tiene en este encuentro si quiere conservar “coherencia a nivel nacional”. EFE