El Complejo Turístico de Guapán espera por auditorías

756
Sobre las piscinas se construían obras que quedaron pendientes. Ayer, se evidenciaron estas y otras fallas en el recorrido con los vocales de la Junta Parroquial de Guapán y técnicos del Gobierno Provincial del Cañar.

Gobierno Provincial contrató un perito que elabore un informe que presentará al Contralor General.

Dos pedidos de auditoría a la Contraloría General del Cañar, la contratación de un perito para un examen estructural de la obra, son algunas de las acciones encaminadas por los vocales de la Junta Parroquial de Guapán y el Gobierno Provincial del Cañar respectivamente, para definir el futuro del Complejo Turístico de Aguas Termales de Guapán.

Desde hace tres meses, los trabajos se encuentran paralizados por disposición del prefecto Bayron Pacheco, quien al asumir el cargo recibió denuncias de dos de los vocales de la Junta Parroquial de Guapán, sobre anomalías en la obra contratada por el Gobierno Provincial del Cañar, especialmente por daños estructurales y trabajos imprevistos en infraestructuras ya terminadas.

Esto, a pesar que la anterior administración del exprefecto Santiago Correa hizo la entrega-recepción para la administración de la primera y segunda etapa del Complejo Turístico a la Junta Parroquial de Guapán, quedando pendiente la culminación de una tercera etapa, que hacía relación “aparentemente” a obras de acabados.

Ayer, se recorrió junto al presidente y los dos vocales de la Junta Parroquial de Guapán que pusieron las denuncias, y los técnicos del Gobierno Provincial del Cañar, el sitio para constatar su estado, y conocer las acciones cumplidas en los últimos meses.

Acciones

Julio González, vocal de la Junta Parroquial de Guapán, dijo que el primer pedido de auditoría a la Contraloría General del Cañar se lo presentó el 27 de mayo, mientras el segundo el 19 de agosto. “Como resultado de la primera, nos dijeron que ya había sido auditada la primera y segunda etapa de la obra, y que no podían intervenir por el momento en la tercera, y debíamos esperar el 2020 para que se realice un nuevo estudio”.

González indicó que, con alcance al primer pedido de auditoría, se presentó el segundo, “esperamos el resultado, ojalá tengamos algo positivo para continuar con la obra muy necesaria para nuestra parroquia”.

De su lado, Rubén Benítez, coordinador general del Gobierno Provincial del Cañar, acotó que los vocales de la Junta Parroquial y los habitantes en asamblea solicitaron que se suspenda la obra. “La Prefectura intervino con la postura de no avanzar más con los trabajos, ya que existen problemas constructivos, y que cualquier intervención que se haga, podría tapar esos errores, y las responsabilidades que ameriten”.

Benítez indicó que ya se han hecho pedidos a la Contraloría del Cañar sin respuesta, por eso, se ha contratado un perito experto en temas estructurales para que determine la gravedad de los daños, y con ese informe de todo el proyecto, el prefecto Pacheco irá donde el Contralor General del Estado para explicarle del hecho”.

Dijo que se prevé que el informe esté listo en 15 días, es decir que, en los primeros días de septiembre se viajará con el mismo a Quito. “Gastamos en un perito porque la complejidad del proyecto involucra varias áreas de ingeniería, y si no tenemos un diagnóstico completo, cualquier criterio que demos, podría ser antojadizo o distorcionado”.

Defensa

Mientras, Carlos Vallejo, que en calidad de presidente de la Junta Parroquial de Guapán recibió la administración de la obra por el exprefecto Correa, expresó que “queremos la funcionalidad del Complejo Turístico. En lo que concierne al tema constructivo y operativo, ya dependerá de los entes de control, el establecer o no responsabilidades”.

Vallejo explicó que la obra fue contratada y ejecutada por el Gobierno Provincial del Cañar, “nosotros como Junta Parroquial la recibimos para administrar la primera y segunda etapa, pero el funcionamiento de dichas etapas, dependerá de la entrega de la tercera etapa del Complejo Turístico”.

Todo esto, preocupa a los habitantes de la zona, pues la obra tiene como fin dinamizar la economía de la parroquia, apuntando al desarrollo turístico aprovechando de la presencia de las aguas termales. (BPR)-(I)

EN DETALLE 

La construcción del Complejo Turístico que registra una inversión de 2.600.000 dólares, inició en el 2014, y ha tenido diferentes contratistas.

VINCULADA

Daños en infraestructuras

William Cuesta, director de Vialidad, Riesgos y Construcciones del Gobierno Provincial, mencionó que en la tercera etapa se ejecutaban obras sobre infraestructuras ya terminadas en la segunda etapa como la reducción de piscinas, además que estas presentan “graves fisuras que incluso han formado grietas que traspasan las estructuras de hormigón”.

Cuesta aseguró que el diseño original del proyecto no se respetó. Citó, por ejemplo, que el Complejo Turístico tenía un emplazamiento establecido en un sitio, pero se lo cambió, sin ser autorizado en base los parámetros del consultor; además en la parte externa se construyen adicionalmente unos tanques de reserva con materiales inadecuados para soportar la fuerza del agua.

“Todas las adecuaciones de la tercera etapa, las reducciones no tienen un fundamento técnico”. finalizó.