Moreno firma convenios por 93 millones de dólares para proyectos en el país

802
El presidente Lenín Moreno encabezó este miércoles la firma de una serie de convenios con gobiernos autónomos locales de doce provincias para la financiación, a través del Banco de Desarrollo de Ecuador (BDE), de 30 proyectos de interés público por 93 millones de dólares.

“Los recursos entregados se destinarán a obras de agua potable y saneamiento, vialidad, equipamiento urbano, riego y control de inundaciones, y educación”, indica un comunicado difundido después de la firma de los acuerdos.

Al acto, convocado también por la conmemoración del XL aniversario del BDE, acudieron autoridades del gabinete ministerial, de los gobiernos locales y ciudadanos.

“Un millón y medio de compatriotas de 12 provincias de la Costa, de la Sierra y de la Amazonía se verán beneficiados”, resaltó Moreno sobre los proyectos, que se distribuyen en cinco campos.

En materia de “agua potable y saneamiento” el Banco ofrecerá una línea de crédito por 26,18 millones de dólares para financiar el desarrollo de obras de saneamiento, agua potable, manejo de residuos sólidos, y alcantarillado pluvial y sanitario.

Los préstamos también incluyen proyectos de vialidad, con 30,19 millones de dólares para ejecutar obras en las provincias amazónicas de Pastaza y Napo, así como en la de Cotopaxi, en la Sierra, y en la de Esmeraldas, en la costa.

Casi 32 millones se han concedido para financiar la construcción de un embalse en la quebrada Chiquicahua, en la provincia de Tungurahua, y de un canal recolector.

Y otros 4,5 millones de dólares se destinarán a proyectos de fortalecimiento de la infraestructura y equipamiento en la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Chimborazo, en Riobamba.

El mandatario recordó que, “gracias al diálogo” han cristalizado obras “sin que estas se vean truncadas por banderas o ideologías políticas”, en alusión a denuncias en el pasado acerca de que su predecesor, Rafael Correa, beneficiaba proyectos de gobiernos locales afines a su gobierno.

En los últimos dos años, el BDE ha aprobado cerca de 1.500 proyectos con una inversión de 1.500 millones de dólares, según Moreno, para quien “las obras en cantones y parroquias (..) generan e impulsan el empleo y mejoran la economía local”.

Después de casi una década de vastos proyectos públicos, financiados en parte gracias a los altos precios del petróleo, en los últimos años el Gobierno ecuatoriano se ve con grandes limitaciones financieras para sacar adelante los proyectos de infraestructura.

Quizás por ello el gerente General del BDE, Carlos Jaramillo, instó a los prefectos y alcaldes a “precautelar juntos el buen uso de estos recursos públicos” y a los ciudadanos a que se conviertan “en veedores para que las obras se hagan bien y en los tiempos previstos”. EFE