Justifican funcionamiento de cámaras de videovigilancia

603
La sala de monitoreo de las cámaras de videovigilancia del Municipio de Azogues, se ubica en las dependencias municipales de los patios posteriores del Mercado San Francisco.

El concejal Javier Serrano con su alterna Martha Castillo, cuestionan el funcionamiento del sistema.

El funcionamiento de las cámaras de videovigilancia de la Municipalidad, ubicadas en diferentes sectores del cantón, ha generado cuestionamientos de los ciudadanos incluso de las propias autoridades. Esto, motivó que ayer, se demuestre su operatividad para deslegitimar algunas versiones y anunciar la repotencialización del sistema.

La sala de monitoreo de las cámaras de videovigilancia se ubica en las dependencias municipales, situadas en los patios posteriores del Mercado San Francisco, luego que se trasladaron los equipos desde el Colegio de Ingenieros Civiles del Cañar, donde hace unos meses funcionaba la Dirección de Movilidad con la Unidad Municipal de Tránsito.

Dicha sala está a cargo de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio (UGR), pero se prevé que, en las próximas semanas, pase a manos de la Unidad de Vigilancia y Seguridad Municipal para que la UGR se encargue exclusivamente de atender desastres o cualquier otra eventualidad relacionada.

Malestar

Los cuestionamientos ciudadanos a los que incluso hicieron mención el concejal Javier Serrano con su alterna Martha Castillo, que desde ayer fue principalizada hasta fines de mes, se argumentan en que dicha sala no funcionaba y que sus equipos están embodegados. Serrano, incluso por medios de comunicación, aseguró que no existe “nadie formalmente a cargo” del monitoreo.

De su lado, Castillo, llegó ayer a la sala de monitoreo cuando se hacía la demostración del funcionamiento de las cámaras de videovigilancia, para pedir los contratos del personal que actúa como operadores de las mismas junto a las declaraciones juramentadas de confidencialidad, además de las certificaciones de capacitaciones entorno al tema, e información si el sistema trabaja enlazado al del ECU-911 por si se da cualquier eventualidad.

Respuesta

Sobre esto, Blasco Crespo, director de la UGR del Municipio, manifestó que la sala que monitorea alrededor de 20 cámaras de videovigilancia dejó de funcionar por dos días, cuando se produjo el traslado de las instalaciones de la Dirección de Movilidad; desde ahí, son dos meses y medio que la sala funciona con normalidad.

Crespo aseguró que se cuenta con cuatro operadores que se turnan las 24 horas del día para el monitoreo de las cámaras, es decir “nunca se deja de controlar”. Dijo que la información del personal solicitada por la concejal Castillo, debe pedirla a Talento Humano del Municipio.

Por otro lado, indicó que se prevé que en un mes y medio se traslade la sala de monitoreo al futuro cuartel de la policía municipal (espacio en readecuación) que ocupará el explantel educativo Samuel Abad, ubicado en el sector Shishiquín. Además, se elabora un estudio que determinará el estado de las cámaras, cuantas se requerirían y donde (ser necesario) reubicarlas. (BPR)-(I)