En la mira presunta actividad de cachinería

1927
La Policía Nacional decomisó varios objetos considerados como de dudosa procedencia.

La Policía Judicial del Azuay y la Fiscalía desplegaron un operativo para investigar la venta de objetos presuntamente robados. Ayer, hubo el allanamiento de un inmueble ubicado en las calles Abelardo J. Andrade y Vásquez Correa, en el cantón Gualaceo, en Azuay.

De acuerdo con los primeros datos de la Policía Nacional, la persona investigada es conocida con el alías de “Hortensio”. Los investigadores presumen que el involucrado utilizaba un domicilio y su lugar de trabajo para comercializar a precios bajos objetos de dudosa procedencia; situación que entró a proceso de investigación.

Los uniformados decomisaron varios objetos de los cuales el involucrado no presentó la documentación que justifique la procedencia. Entre los bienes están 34 accesorios de celulares usados, siete accesorios de computadoras portátiles, cinco tapacubos, una cizalla, dos accesorios de pistola, cuatro teléfonos, un arma de fuego tipo carabina de fabricación artesanal y otros objetos.

También, la Policía intervino una vivienda en la calle Colón y Manuel Moreno, donde se retuvo un arma de fuego, de la cual no se contaba con el permiso correspondiente de tenencia.

Según la Policía, el investigado señaló que se dedica a comprar objetos usados para luego venderlos, obteniendo alguna ganancia.

El Código Orgánico Integral Penal establece que la persona que oculte, custodie, guarde, transporte, venda o transfiera la tenencia, en todo o en parte, de bienes muebles, cosas o semovientes conociendo que son producto de hurto, robo o abigeato será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años. El caso es indagado. (KOQ)-(I)