Rebeldes derriban un avión del Ejército sirio en medio de combates en Idlib

260
EFE

Uno de los principales grupos armados islamistas que operan en el noroeste de Siria ha derribado un avión del Ejército en la provincia de Idlib, por donde las tropas gubernamentales están avanzando en medio de violentos combates con los rebeldes que dominan esta región casi por completo.

Según informó hoy la red de noticias Ebaa, afiliada al Frente de Liberación del Levante (denominado Frente al Nusra hasta que se desvinculó de la red terrorista Al Qaeda), un avión Sukhoi 22 fue abatido cerca de la localidad de Al Tamanaa, en el sur de Idlib, y su piloto fue capturado.

También una fuente militar siria aseguró a Efe que los combatientes del Frente de Liberación del Levante en Al Tamanaa derribaron un aparato de combate sirio Sukhoi 22.

La fuente, que pidió el anonimato, agregó que el avión había salido de la base aérea T4, situada en una zona desértica de la provincia central de Homs, pero no ofreció detalles sobre el paradero del piloto del aparato.

Asimismo, señaló que se han registrado combates violentos a lo largo de todo este miércoles en la zona y que las fuerzas gubernamentales, apoyadas por las rusas y la aviación de ambos países, han atacado posiciones de las facciones opositoras.

En los choques armados, diecisiete combatientes del Frente de Liberación del Levante fueron capturados y un soldado sirio que estaba en manos de los opositores desde hace siete años fue liberado, según la fuente.

Aseguró que las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, se sitúan a las puertas de la localidad de Jan Shijún, después de recuperar el control de las áreas de Tel Aas, Jarabat Murshid y Mentar, en el sur de Idlib.

Al respecto, explicó que el dominio de Tel Aas, una colina al oeste de Jan Shijún, es importante porque desde ese punto las tropas pueden ver esta localidad rebelde y pueden interrumpir la línea de suministros de sus oponentes.

La fuente señaló que los combatientes y los habitantes de Jan Shijún están huyendo hacia otras zonas de Idlib, según pudo comprobar un dron de las Fuerzas Armadas sirias.

Dicha población es un destacado feudo rebelde y ha sido blanco de numerosos ataques en el pasado, incluido uno con armas químicas en abril de 2017 en el que murieron más de 80 personas y del que la ONU responsabilizó al Gobierno de Damasco, que siempre lo ha negado. EFE