Madre afronta un drama para sepultar a su bebé

La progenitora encargó el féretro en Cementerio de Sinincay mientras hacía trámites.

4674
En el Centro Forense de Cuenca, ayer, la madre de familia retiró el pequeño cuerpo en un féretro para proceder al sepelio.

Una madre de familia dio el último adiós a su hijo que falleció a las pocas horas de nacido.

El caso causó confusión porque el cuerpo, luego de la necropsia realizada en el Centro Forense, aparentemente fue abandonado en un pequeño ataúd en una bóveda abierta del cementerio de la parroquia Sinincay, en Cuenca. Situación que obligó a la Policía Nacional a realizar el debido procedimiento para el levantamiento del cuerpo para nuevamente trasladarlo hasta el Centro Forense.

Ayer, la progenitora, identificada como Lilia, relató que es de escasos recursos económicos y que acudió a Sinincay por recomendación de una amiga que refería que allá no era muy costoso el pago por una bóveda.

Sin embargo, en el lugar le faltó un documento por lo que habría conversado con una persona que se encontraba en el lugar para que le haga encargo el féretro, hasta obtener la papeleta de defunción. Transcurrieron las horas y el pequeño ataúd permanecía en el acceso a la bóveda número 53, pues la mujer no regresaba.

La madre de familia relató que no retornó rápido al cementerio porque hubo demoras en el trámite, porque le pidieron un documento adicional; luego conoció que el cuerpo del bebé otra vez fue trasladado al Centro Forense.

Ayer, después de nuevamente retirar el cuerpo del bebé, la mujer acudió a las instalaciones de EMUCE EP, donde le facilitaron una bóveda de niño en el Cementerio Patrimonial de Cuenca, para que se cumpla con el sepelio. De esta manera se efectuó el último adiós.

Muerte por broncoaspiración

La madre de familia relató que su bebé falleció apenas al día de nacido. El parto se produjo en una casa bajo la atención de una partera.

La mujer señala que los médicos forenses luego de la necropsia le informaron que la muerte del infante fue por broncoaspiración o aspiración accidental de alimentos líquidos o sólidos, lo que desencadena falta de aire u obstrucción de la vía respiratoria.

La mujer contó que es originaria del cantón Alausí, provincia de Chimborazo. El bebé falleció el pasado sábado 10 de agosto, alrededor de las 21:00, en una vivienda ubicada en la avenida Huayna Cápac y Rafael María Arízaga, sector El Vecino, en Cuenca. Al sitio acudieron paramédicos quienes confirmaron que el infante no tenía signos vitales. (KOQ)-(I)