Aloha Cuenca-Azogues se posesionó en tres lugares principales, en campeonato mundial

El concurso se realizó en China, con la participación de unos 800 delegados de más de 40 países.

371
Josué con su ábaco japonés, demuestra su habilidad y rapidez para los cálculos matemáticos.(AZD)


CONCURSO

Tres estudiantes de las sedes Cuenca y Azogues de Aloha Mental Aritmetic, Doménica Vidal, Josué Crespo y Nicolás Cabrera, se destacaron por su inteligencia, en un concurso a nivel mundial; el evento se desarrolló en China.
Doménica y Nicolás, los dos cuencanos, ocuparon el primero y segundo lugar respectivamente, en la categoría 8 años de edad. Por su parte, Josué Crespo, perteneciente a la sede Aloha-Azogues, obtuvo el vicecampeonato mundial en la categoría 13 años de edad.
Josué Crespo estudia en la Unidad Educativa La Providencia en Azogues, y lleva siete meses capacitándose en Aloha y ya obtuvo el segundo lugar en un concurso mundial, donde realizó 70 cálculos mentales en menos de 5 minutos.

“Me siento muy feliz de tener una copa mundial, la aritmética es simple”, afirma Josué, mientras se dispone a hacer unos ejercicios con su ábaco, con órdenes de la gerente de Aloha Mental Aritmetic, Patricia Alvarado.
Reconoce que la aritmética no es su favorita, “en principio incluso la tomé como un pasatiempo para llenar espacios, y nunca pensé que iba a terminar en un campeonato mundial”, asegura.
Se autodefine como un chico que le gusta investigar, prefiere ver videos y analizarlos antes que hacer deporte; ahora está empeñado en conocer más sobre el cerebro para descubrir los componentes que permite a las personas tener sentimientos y diferenciarse de las máquinas; tiene su meta trazada, quiere se psicólogo.
Aloha es un programa de desarrollo neuronal para niños de 5 a 13 años, los pequeños trabajan con el ábaco japonés que es un juego de fichas en el que se pueden desarrollar diferentes operaciones matemáticas como sumas, restas, quebrados, decimales y otras.
En principio ellos lo hacen de manera física, subiendo y bajando las fichas , pero luego se imaginan, visualizan el ábaco con su mente y lo hacen de manera mental, por eso los llaman niños “calculadora”, explicó Patricia Alvarado.
De por sí, estos alumnos en matemática son número uno en sus aulas pero el ábaco es una herramienta que se utiliza para desarrollar su cerebro, ésto les da beneficios para toda su vida, como el aumento de la concentración, mejor memoria, retención, razonamiento y desarrollo de los canales de comunicación.(AZD)-(I)

DATO
Su tía Laura Crespo dice que el logro es una alegría, pero preocupa la deuda, costó 10.000 dólares el viaje de Josué y su mamá a China.