Los cuadernos artesanales una forma de preservar la memoria

782
Martha Cuesta muestra parte del proceso de producción del cuaderno artesanal.PSR

Los cuadernos artesanales “Patria” (los del escudo), la cartilla “Juan Pueblo”, esta última de color morado, son parte de los recuerdos de antaño. Eran cuadernos que se compraban en la inolvidable Imprenta y Papelería Molina, fundada en 1936, y que por un buen tiempo se ubicó en la calle Tarqui, al frente donde se emplazaba la escuela de niñas “Doce de Abril”.

Los colores y estructuras de esos cuadernos eran lo mágico. Su trazo se hacía a mano con el empleo de una rayadora antigua, se cosieron con hilo y se cortaban con una antigua y grande guillotina. Martha Cuesta Zea recuerda cómo se daban esos procesos de producción, porque de verdad eran cuadernos que se hacían a mano.

Como retrocediendo el tiempo, Martha decidió emprender en un proceso de elaboración de cuadernos artesanales, se llaman “Cuadernos Mi País”, tienen características de los elementos de antaño, garantiza el empleo de mano de obra artesanal y tecnología que es indispensable para elaborar estos útiles escolares que son parte de una memoria, de una historia escolar muy cuencana.

El Taller
El taller de Martha huele a papel. Miles de cuadernos de diversos tamaños, incluso los A4 que responden a los requerimientos de hoy, están ahí listos para repartirse en las papelerías, ellos saben que hay escuelas, colegios donde los piden, porque tienen identidad, historia, memoria.

La papelería, ubicada en el sector de Las Orquídeas, es un espacio de muchos colores, papeles y más papeles, y cada colaborador tiene su papel de acción. Entrar allí es ver a dos jóvenes mujeres dando forma a los útiles, es ver al cosedor o engrapador sentado frente a la máquina azul, girando el rollo de hilo de metal para lograr un buen cosido o buen engrapado. Un buen equipo de trabajadores junto a Martha se encargan de dar forma, de mantener vigente el cuaderno artesanal.

El sustento pedagógico en el cuaderno artesanal
María Eugenia Cuesta es pedagoga, ella pone la parte científica para la elaboración de los útiles escolares.

Los cuadernos de dibujo son misceláneos, las hojas se trazan acorde a las exigencias pedagógicas de la educación inicial. Las planas de dibujo tienen margen rojo intenso y se justifica el trazo porque, dentro del desarrollo motriz del infante en el dibujo es importante mantener el margen.

Son varios los procesos de mano de obra que se aplica en esta producción. PSR

Otras hojas se diseñan para que el estudiante mantenga la noción del arriba y el abajo; no faltan aquellas que guían para que el alumno asimile la lateralidad izquierda y derecha; o aquellas que incitan a mantener el campo visual y el niño desarrolle los sentidos de la mano y el ojo. Cuadernos A5 de cuadros grandes, medianos, pequeños; cada tamaño está sustentado desde la ciencia pedagógica y de acuerdo a como el niño desarrolla su aprendizaje.

Martha se metió de lleno en la elaboración de estos cuadernos artesanales que rememoran los años de infancia de algunas generaciones de la ciudad. Están los cuadernos de cuatro líneas azules y rojas para hacer bolitas, líneas y llegar a la lecto-escritura. “Según el nivel de formación es el rayado”, dice.

Obras para repararse
Los cuadernos artesanales tienen una vida útil de 70 años y están hechos para componerse en caso que se dañen. El secreto de durabilidad es el tratamiento al papel que permanece embodegado en zonas más cálidas de la provincia, con temperaturas que le permiten asimilar el tratamiento químico y no amarillean con el tiempo.

Hay útiles artesanales y con garantía de componerlos si se dañan para todos los niveles: primaria, secundaria, universidad, con las tendencias de antaño fusionadas con las de ahora.

Las demandas contemporáneas son de cuadernos grandes para dibujo A3 que reemplazan a las láminas de antaño, tipo cartulina, esos piden en los colegios técnicos; cada hoja tiene un grosor de 120 gramos. Las pastas o tapas se caracterizan por el uso de imágenes identitarias de Cuenca o por ilustraciones atractivas, fantásticas, multicromáticas para los estudiantes más pequeños y los grandes también.
(BSG)-(I).