Pasión por los Volkswagen en III “Pichirilo qué color”

1701

Un taxi verde mexicano, que en su momento usó el afamado artista Ricardo Arjona y máquinas disfrazadas de un ícono como el Chapulín Colorado o de “Chola Mona” pusieron la nota dentro de la tercera exhibición “Pichirilo qué color” de autos marca Volkswagen, que se vivió en el Centro Comercial Mall del Río.

Un alto porcentaje, sino todos de los cerca de 100 concursantes coincidieron en que la pasión por los “escarabajos” no tiene límites. Para muestra Diego Freire de El Puyo hizo de un Pichirilo 1974 un taxi mexicano verde, que hace dos años sirvió a Ricardo Arjona, en su visita a la ciudad.

Freire, comentó que maduró la idea tras escuchar la canción Historia de Taxi. “Tiene todo como en el video”, ponderó, al tiempo de sostener que por consentir a sus familiares también le instaló un remolque, donde exhibe un auto taxi en miniatura.

Otro apasionado por los “Vochos”, que aparecieron en 1938, en plena segunda guerra mundial es el cuencano Marco Cazorla, quien mostró su Volkswagen rojo 2001. “Es a inyección. Hay muy pocos en el Ecuador, tal vez tres o cuatro y está valorado en 20 mil dólares”, sostuvo, al tiempo de señalar que lo compró hace poco en Guayaquil y al vestirlo para la ocasión de Chola inevitablemente su hija Doménica lo bautizó como “Chola Mona”.

Por su parte, Andrés Maldonado exhibió orgulloso su escarabajo modelo oval 1995. “Todo es original. Fue refaccionado hace tres años, su color es de catálogo. Está valorado en 25 mil dólares. Está entre los dos o tres más viejos del país”, compartió.
Asimismo, la máquina de Fernando Yunga se robó las miradas al ser 100% alemán. Su dueño, contó que es de 1970. “Su motor está potenciado y es de 1.915 de cilindraje, tiene discos a las cuatro ruedas, audio original”, agregó.

Concursos y sorpresas

La fiesta de los “Pichirilos”, a más de la exhibición se completó con concursos y premios a las máquinas que dieron cabida a la mayor cantidad de personas, mejores disfrazados, particulares piques, donde uno manejó y tres empujaron, a más de las categorías: clásico, modificado, sin restaurar y general.
De acuerdo a Tarcicio Llivisaca, representante del club “Pichirilo qué color”, todo el esfuerzo por organizar se reflejó en la pasión de los concursantes por sus “Bellos juguetes”. Se presentaron de ciudades como: Riobamba Quito, Loja, Guayaquil, Ambato, Machala, El Puyo y Cuenca. El objetivo de los responsables de la logística es institucionalizar el evento para cada temporada. (MOU) (D)