Los jubilados en medio de deudas y dolencias piden que se les pague su compensación

700
Vinicio Briones, un maestro jubilado, cuenta su historia. (PSR)

“Únete pueblo, únete a luchar, la compensación nos tienen que pagar”, son frases que semanalmente se repiten en las calles del centro de Cuenca.
Provienen de voces de hombres y mujeres que luego de 30 y 40 años de trabajar impartiendo sus conocimientos en las aulas, ahora, en su mayoría, con más de 60 años de edad y con enfermedades y deudas a cuestas, claman porque les paguen su compensación jubilar.
Hay tres grupos de docentes jubilados de varios años. Vinicio Briones es el representante de los que pertenecen a los años 2015, 2016 y 2017.
Briones, quien se jubiló en el 2018, recuerda que el gobierno el expresidente Rafael Correa ofreció disponer un fondo de 800.000 dólares para pagarles las compensaciones. Pero llegada la hora les dijeron que esperen dos o tres semanas, lo que se ha convertido en meses y años.
En abril de este año se les convocó para decirles que no se les pagará en efectivo sino en bonos.

.- ¿Qué significa los bonos, porqué no aceptan?

Los bonos son un negociado para las financieras y las casas de valores. Nos han hecho cálculos y el castigo mínimo es de 10.000 dólares. Yo debo recibir 53.000 dólares y con eso me quedarían 43.000. Eso no es justo después de haber laborado 37 años.
No vale que nos traten así al final de nuestra vida; y si no queremos vender debemos esperar hasta cumplir los 70 años para que el Banco Central nos pague.
Nosotros tenemos obligaciones a diario con nuestros hijos, con nuestra salud.

.- ¿Cuál es su realidad?

Yo recibo 500 dólares mensuales. Tengo tres hijos universitarios, dos en una privada y uno en una estatal, precisamente porque se ha obstaculizado el ingreso a la universidad.
El sueldo mo me alcanza para nada. Subsisto gracia a la ayuda de un hermano que es soltero y tiene dinero.

.- ¿Usted tiene créditos?

Tengo un crédito en el Seguro Social. Me descuentan 505 dólares mensuales de los 1.000 dólares que tengo de sueldo. La deuda es por 17 años. Apenas voy pagando cuatro.

.- ¿Problemas de salud?

Casi todos estamos enfermos. Cuando vamos al Seguro no nos atienden a tiempo, y luego no nos dan la medicina.
Yo tengo un problema de columna desde los 27 años, constantemente caigo en cama. Yo mismo me hago la rehabilitación porque si espero del Seguro no me dan el turno cuando necesito.

¿Han asumido medidas extremas?

Sí; se mantiene la huelga de hambre en Quito. Dos compañeros fueron de Cuenca, y nosotros nos unimos con el llamado ayuno solidario que significa salir a la marcha en las calles solo tomando un vaso de agua.