Comunas defienden sus terrenos

952
Los habitantes de los cuatro sectores se congregaron ayer, para defender los territorios que ocupan desde hace varios años. Exigen las escrituras para legalizar su ocupación.

Demandan la prescripción adquisitiva de los predios que poseen desde hace varios años.

Los pobladores de los cuatro sectores que integran la comunidad Huayrapungo de la parroquia Ingapirca (Cañar) están en pie de lucha por acceder a las escrituras de dichos terrenos, considerados ancestrales.

Esto, porque la Cooperativa Santa Teresita de Huayrapungo que antes administraba esos predios de alrededor de 7.000 hectáreas, los reclaman como suyos. Dicha Cooperativa la integran gente de los mismos sectores.

Custodia

Los comuneros de Amanta Bayopungo, San José de Masanqui, Virgen del Cisne de Rumiloma, y La Dolorosa de Llactahuayco, son quienes defienden los terrenos, pues aseguran que la Cooperativa de la que formaron parte hasta el 2004, entró en proceso de liquidación por una mala administración, y desde el 2013, un grupo reducido trata de reactivarla por fines económicos.

Los pobladores que suman más de 3.000 personas entre los cuatro sectores, cuentan desde hace dos años y medio con un asesor jurídico, pues emprendieron demandas solicitando las escrituras de los sectores, los cuáles, los administran en comunidad.

Han construido canchas deportivas, templos religiosos e incluso con apoyo de instituciones gubernamentales los centros de acopio de leche, pues la ganadería es su principal fuente de trabajo.

Ellos, ya obtuvieron un primer triunfo en sus aspiraciones, pues para el sector La Dolorosa de Llactahuayco se dio paso en este año a las escrituras, sin embargo, esperan por la legalización de más hectáreas.

La defensa de sus tierras hizo que el lunes pasado, una masiva delegación de los cuatro sectores viajen a la ciudad de Quito para efectuar una marcha hacia la Corte Constitucional, pidiendo que en los procesos legales se les dé la razón.

María Rosa Puli, presidenta del sector Amanta Bayopungo, dijo que reclaman las escrituras, pues después que casi la totalidad de integrantes de la Cooperativa “nos separamos por decisión en asamblea; luego gestionamos y construimos obras con la ayuda de las instituciones”.

De su lado, Manuel Alleyco, presidente del sector San José de Masanqui, dijo que aspiran que los terrenos estén en manos de los cuatro sectores, “y no que las 20 personas que tratan de reactivar la Cooperativa, se adueñen de los mismos para negociarlos”. Manifestó que son cuatro comunas jurídicas reconocidas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Mientras, Buenaventura Camas, presidente del sector Virgen del Cisne de Rumiloma, mencionó que tuvieron una sentencia favorable para acceder a las escrituras de los terrenos de su sector, pero en segunda instancia fue revocada. Indicó que efectuarán más marchas a Quito para que se les entregue legalmente los predios.

Por su parte, Juan Manuel Yauri, presidente del sector La Dolorosa de Llactahuayco, señaló que tuvieron que llegar hasta una tercera instancia legal para tener las escrituras “por la lucha de los cuatro sectores, es así que ahora marchamos en apoyo a las tres localidades restantes, y además solicitando que nos legalicen más hectáreas que faltan”.

Proceso

Francisco Vélez, asesor jurídico de los cuatro sectores, comentó que para contar con las escrituras se presentó la demanda de prescripción adquisitiva de dominio, es decir que los terrenos se los atribuya legalmente a las personas que los han ocupado por más de 15 años. “Estos terrenos serán comunales para todos los que viven aquí, si alguien nace tendrá derecho”.

Vélez expresó que la sentencia favorable para las escrituras salió para La Dolorosa de Llactahuayco, “ya que son diferentes jueces los que están a cargo de los procesos de cada sector”.

Dijo que sería injusto que una Cooperativa que estuvo en liquidación y en los últimos años se vuelve a reactivar, se quiera adueñar de los terrenos; “son 20 personas que quieren despojar a más de 3.000 habitantes de los cuatro sectores de estos predios ancestrales”.

A lo que Edgar Siguencia, presidente de la Junta Parroquial de Ingapirca, acotó que como autoridades “estamos apoyando a las comunidades que están legalmente reconocidas, inclusive están dentro de un plan de ordenamiento territorial”.

Siguencia manifestó que no ha podido conversar con la Cooperativa, “pues estoy más vinculado con los cuatro sectores, pues Huayrapungo se compone de estas localidades”.

En el recorrido efectuado ayer, por Diario El Mercurio, no fue posible contactarse con los representantes de la Cooperativa Santa Teresita de Huayrapungo. (BPR)-(I)

EN DETALLES

-La comunidad Huayrapungo que involucra a los cuatro sectores, pertenece a la parroquia Ingapirca del cantón Cañar.

-Entre los cuatro sectores suman más de 3.000 personas que se dedican en su mayoría a la ganadería. Cuentan con centros de acopio de leche.

-Según los moradores, el 50% de la población ha migrado hacia los Estados Unidos. Existen gran cantidad de mujeres como jefes de hogar.

-Las personas que residen en la zona, aseguran que tienen descendencia boliviana, pues en la época de los Incas se trasladó a parte de los Aymaras.