Universidad de Cuenca prepara estudio en áreas específicas

1111
Norma propone nivel máximo de 5 a 25% de opacidad para los buses urbanos. PSR

La ciudad cuenta con 20 estaciones de monitoreo de la calidad del aire. Se trata de equipos modernos y  avalados que están ubicados principalmente en parte altas.

La ubicación de estos equipos es algo que cuestiona el docente  investigador de la Universidad de Cuenca, Danilo Mejía. “La Emov mide muy bien, el problema y lo que yo pienso, es que la ubicación de los equipos debe estar en zona más bajas, yo no vivo en la parte alta y obviamente no va a determinar unas concentraciones altas”, dijo.

Danilo Mejía es docente investigador de la Universidad de Cuenca. Trabaja en varios grupos de investigación.

En este marco, indicó que trabajan en un proyecto para recoger información con respecto a la percepción, comportamiento y principales preocupaciones de la ciudadanía.

La idea según Mejía es colocar sensores de bajo costo construidos en la misma universidad y ubicarlos en estos sitios que no sobrepasen los dos metros de altura,con un monitoreo constante.

Los sitios fueron identificados a través de una investigación de  indices de calor urbano en la ciudad,  realizada con imagen satélital, en donde se determinaron zonas calientes de la ciudad como las calles Presidente Córdova y General Torres.

“En la Presidente Córdova hay alto tráfico desde la Borrero hasta casi la Tarqui y es terrible el smog, nosotros que somos esporádicos pasamos por ahí capaz que no los sentimos, pero personas que pasan ahí 8 horas diarias, cuál es la percepción de ellos y cuál es el nivel de gases que están absorbiendo”, dijo.

Indicó que actualmente toda la contaminación en estas zonas es  percepción personal y no existe un dato o investigación que valide eso. “Hay que tener la parte técnica y saber cual es la necesidad de la gente”.  (AVL) (I)

> CÁPSULA

Para Mejía es importante llegar a una gestión adecuada del tránsito,  eliminar buses al centro y la desconcentracion de actividades.