Santa Isabel y Paute buscan paridad en sus GAD

4570
Dos peticiones ingresaron a la Defensoría del Pueblo, de la cuales, una ya ha sido analizada

Dos peticiones ingresaron a la Defensoría del Pueblo, de la cuales, una ya ha sido analizada.

Santa Isabel y Paute son los cantones que se sumaron a Cuenca para pedir en la Defensoría del Pueblo que se respeten los principios de paridad de género en la representación política de cada uno de esos territorios.

En un principio, en la provincia del Azuay, solo en Cuenca se había demandado la paridad en el municipio luego de que Pablo Burbano fuera escogido como vicealcalde, lo cual lo convirtió en la segunda autoridad del gobierno actual.

De acuerdo a Verónica Aguirre, defensora del pueblo para la zona 6 (Azuay, Cañar y Morona Santiago), la semana pasada concejalas de Santa Isabel y Paute realizaron una petición para que la Defensoría del Pueblo revise una supuesta vulneración de derechos en la elección del vicealcalde.

Tanto en Santa Isabel como en Paute, el consejo cantonal está compuesto por tres hombres y dos mujeres, y las máximas autoridades son alcaldes, y de acuerdo al artículo 317 del Código Orgánico de Organización Territorial Autonomía Descentralización (Cootad):

“Los consejos (…) municipales procederán a elegir de entre sus miembros a la segunda autoridad del ejecutivo del correspondiente gobierno, de acuerdo con el principio de paridad entre mujeres y hombres en donde fuere posible”.

En el caso de Santa Isabel, la Defensoría del Pueblo ya analizó la petición, y entre hoy y mañana, se presentará la demanda de acción de protección. Mientras que en el caso de Paute, se espera hasta el viernes dar por finalizada la investigación para conocer si se pide o no la acción de protección.

“Estamos en una provincia patriarcal. He venido escuchando que la paridad es hombre-mujer-hombre, y eso es incorrecto. La paridad es compartir el poder entre una mujer y un hombre en la toma decisiones. Las mujeres no tienen el conocimiento que deben tener una vicealcaldesa el momento que el alcalde sea varón. Esto es por un tema de paridad”, dijo Aguirre a diario El Mercurio.

La posibilidad de tener una alcaldesa

 Para Ruth Caldas, dos veces vicealcaldesa de Cuenca, el Cootad reconoce “quizá de manera ambigua” que la elección del vicealcalde o vicealcaldesa debe estar incluida la paridad de género cuando sea posible. Para ella, por lo menos en el caso de Cuenca, sí es posible.

“Es posible. Hay dos mujeres, hay dos oportunidades. Las mujeres somos capaces. Se ha demostrado que podemos afrontar un espacio que es la segunda dignidad del cantón. Sí podemos trabajar y mostrar los resultados”, dijo Caldas.

Algunas ciudades ya se han sumado ante la posibilidad de tener una alcaldesa: Quito y Loja. Y esta semana, se prevé que por lo menos dos provincias más pidan una acción de protección. (AWM)-(I)

CÁPSULA

> Paridad en los cantones

De los 14 cantones que tiene el Azuay (exceptuando el cantón Cuenca), solo en tres se escogió, por su posibilidad, una vicealcaldesa: Ponce Enríquez, El Pan y Sevilla de Oro. Los cantones que también pudieron haber elegido una vicealcaldesa fueron: Nabón, Chordeleg, Girón, Santa Isabel, Guachapala y Paute. En el resto de cantones, sus consejos están compuestos solo por hombres.

Se debe recordar que quienes escogen los vicealcaldes o las vicealcaldesas son los propios consejos cantonales a través de una votación. Esto se debe hacer, según el artículo 317 del Cootad, en la sesión inaugural de los gobiernos autónomos descentralizados. (I)