Perro encadenado muere arrastrado por un volquete

2081
El can Toreto, de raza pitbull, murió sobre la vía Cuenca-Azogues, tras ser arrastrado varios kilómetros sobre el asfalto.

Toreto, un perro de raza pitbull, murió encadenado y arrastrado por un volquete que era conducido sobre la vía Cuenca-Azogues.

El cruel hecho sucedió la noche del pasado viernes 2 de agosto, alrededor de las 22:30.

El can estaba atado con una cadena a la parte posterior del pesado automotor y a gran velocidad era arrastrado sobre el asfalto.

Personas que se percataron del hecho reaccionaron con indignación y obligaron a que el conductor del volquete detenga la marcha, a la altura del Hospital del Río, en Cuenca.

Allí confirmaron que el can aún mantenía el calor corporal pero ya estaba muerto y destrozado a consecuencia del violento trayecto.

Los testigos capturaron al chofer involucrado y dieron aviso a la Policía Nacional.

Al sitio también llegó la propietaria de Toreto, quien relató que el can era muy querido, y que en la noche el perro fue amarrado al volque que estaba en mantenimiento en un taller mecánico ubicado en el barrio Naranjos de la parroquia Paccha; aseguró que el vehículo no iba a ser movido del lugar.

Sin embargo, en circunstancias no establecidas, el conductor involucrado, en aparente estado de embriaguez, sacó el volquete del taller y provocó la muerte de la mascota. Una de las hipótesis es que él no se percató que el animal estaba amarrado al automotor.

Toreto con frecuencia era amarrado en las noches para evitar que devore a pollos, dijo la propietaria.

La Policía Nacional informó que el chofer del volquete afrontará una audiencia de formulación de cargos por provocar lesiones y muerte de la mascota, además se analiza que conducía aparentemente bajo los efectos del licor. (KOQ)-(I)