Incineran más de seis toneladas de droga incautada en diversos operativos en el país

955
Foto: Ministerio del Interior

El subsecretario de Seguridad Ciudadana de Ecuador, Diego Tipán, informó que este viernes iniciará la quema de más de seis toneladas de droga incautadas en diversos operativos realizados en el país.

De acuerdo con el funcionario, se incinerarán total 6,3 toneladas de droga, que se suman a las 32,6 toneladas destruidas desde comienzos de año.

Tipán detalló que alrededor del 90 por ciento de la droga que se destruye hoy corresponde a clorhidrato de cocaína; el 0,79 por ciento a pasta base de cocaína; el 7,84 por ciento a marihuana y el 0,49 por ciento a clorhidrato de heroína.

“Este es un trabajo que lo hacemos todas las semanas del año y nuestra meta detrás de eso es cerrar el ciclo del narcotráfico”, comentó en una rueda de prensa.

De acuerdo con la Policía, en lo que va del año se han incautado de 50 toneladas de sustancias sujetas a fiscalización.

Según el director nacional antinarcóticos, Marco Villegas, si la droga que se incinera hoy llegaba al mercado de EE.UU. su valor era de 240 millones de dólares, cifra que hubiese ascendido en un 40 % si llegaba a Europa.

En la rueda de prensa, las autoridades informaron sobre el procedimiento para constatar, a base de químicos, que el producto a incinerar es efectivamente droga.

Las prensa presenció el momento en que se abría uno de los paquetes tipo ladrillo desde el cual se extrajo un producto al que se le sometió a exámenes con diferentes reactivos químicos, para luego iniciar el proceso de quema en hornos especiales.

En el caso de hoy, se utilizó un horno con capacidad para destruir quince kilos cada doce minutos y que alcanza una temperatura de alrededor de mil grados.

Ello permitirá destruir las 6,3 toneladas entre hoy el próximo lunes, explicaron las autoridades a la prensa.

Un juez, presente en el lugar de la incineración, constató la llegada del producto en camiones que se abrieron en su presencia, a fin de verificar el respeto a la cadena de custodia. EFE