Cuenca van por su tercer plan de seguridad en 10 años

581
Cuenca va por su tercer plan de seguridad en los últimos 10 años. PSR

El Municipio de Cuenca, por medio de su Consejo de Seguridad Ciudadana (CSC) hará un nuevo plan de seguridad para la ciudad. Este será el tercero en los últimos 10 años. El primero tuvo vigencia entre los años 2012 y 2014.

Este fue diseñado cuando Paúl Granda era alcalde de la ciudad y Fabricio Zavala se desempeñaba como director del CSC. En octubre de 2012 Zavala renunció tras permanecer casi dos años en este cargo.

En ese entonces la municipalidad destinó 33.000 dólares para pagar por una consultoría de un equipo de profesionales expertos en seguridad, liderados por Rubén Darío Ramírez.

El segundo plan, que fue para el periodo comprendido entre 2015 y 2019, fue diseñado durante la gestión de Marcelo Cabrera, y cuando Rómulo Montalvo estuvo al frente del CSC. Este renunció en mayo de este año.

A decir de Xavier Barrera, concejal y presidente de la Comisión de Seguridad y Convivencia Ciudadana del Concejo Cantonal de Cuenca, para este documento también aportaron especialistas colombianos, pero sin un costo para la urbe.

“Lo que se ha buscado es que este plan se vaya actualizando constantemente y además que se vaya evaluando… Lo que hace falta es que las autoridades recurran más a la consulta del plan, que tiene insumos técnicos…”, refirió.

Barrera señaló que sugerirá al Directorio del CSC que el nuevo plan sea elaborado de tal manera que permita una actualización anual o bianual para evitar que cada administración comience de cero.

Remigio López, dirigente barrial del sector del mercado Veintisiete de Febrero, recordó que en 2012 el CSC pidió un presupuesto de 11.000.000 de dólares para toda la gestión, que incluía las acciones del plan de seguridad.

“Esto no se cumplió, pues a penas se logró tener un presupuesto de cerca de 1.300.000 dólares, que provenían de la tasa de seguridad. No se puede hacer mayor cosa sin los recursos necesarios…”, afirmó.

Con el criterio de López coincide Lilio Román, líder comunitario del sector Las Caleras. Señaló que cuando les entregaron el plan de seguridad 2015 y 2019 les dijeron que iban a instalar cámaras de seguridad y alarmas comunitarias.

“Luego cuando íbamos a averiguar nos decían que estaban esperando que llegue el nuevo presupuesto, pero a la final no se pudo cumplir con este proyecto y la gente no quedó satisfecha…”, manifestó.

Ambos dirigentes esperan que para la elaboración del nuevo plan de seguridad sea convocada la Federación de Barrios de Cuenca (FBC) para que exponga sus requerimientos y dé seguimiento a los ofrecimientos. (CSM)-(I)

ACCIONES

Milton Solórzano, exmiembro de la Policía Nacional y asesor de empresas de seguridad privada, explicó que un plan de seguridad tiene que basarse un diagnóstico real.

Además para cada actividad, proyecto o programa tienen que fijarse plazos, recursos y una manera de evaluación los resultados, además de responsables de su ejecución.

“Deben ser acciones concretas y cuyos resultados se puedan medir, además no hay que descuidar que siempre debe haber un plan de contingencia que nos permita hacer correcciones a tiempo…”, dijo.

Solórzano hasta el último año formó parte de un equipo de consultores externos en temas de seguridad y prevención para la Asociación de Municipalidad del Ecuador (AMA).

DETALLE

En 2018 el Consejo de Seguridad Ciudadana (CSC) de Cuenca recibió 2.422.900 dólares por la tasa de seguridad.