“Mama Suca” cumplió el deseo que tuvo toda la vida

Un ícono de las jornadas futbolísticas del Deportivo Cuenca dejó en cientos de hinchas el recuerdo de su sazón

468

La tristeza embarga a la familia de “Mama Suca”. Hoy hacen las actividades de cocina sin su compañía, sin aquella mirada que alegraba sus días desde una silla que ahora está vacía y fría. Blanca Castillo murió de un infarto fulminante.

El domingo 23 de julio se levantó para su jornada normal pero empezó a sentirse mal. Los paramédicos de los Bomberos llegaron de forma inmediata, empero a las 06:00 ya no hubo poder humano que le reanimara. Cientos de hinchas morlacos lamentaron su partida. La conocieron por sus apreciados “secos” en los partidos del Deportivo Cuenca.

Casi medio siglo vivió en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Allí les crio e inculcó el negocio de la comida a sus hijos: Olga, Carmen, Mercedes, Marta, Marlene, María, Manuel y Cecilia Chuya. “Ella dijo: de aquí, del estadio, me sacan muerta, y se cumplió el deseo que tuvo toda la vida”, recuerda Carmen. Y ¿cuál era el secreto de su sazón? “Ella se llevó a la tumba lamentablemente”. (BST)-(D)