8 Consejeros le dan la espalda al prefecto del Azuay ante pedido de la consulta popular

Por lo menos, a través del Gobierno Provincial, no se puede solicitar la consulta por el tema minero

868

Como no podía de ser de otra manera, ayer se iba a marcar un antes y un después con los resultados de la sesión extraordinaria que convocó el prefecto del Azuay, Yaku Pérez, a los 24 integrantes del Consejo Provincial. El objetivo: el conocimiento y la resolución sobre la convocatoria a la consulta popular sobre la prohibición de actividades mineras metálicas en la provincia.

Antes de iniciar la sesión hubo de todo: por un lado resonaron los comentarios de los alcaldes de los cantones sobre la propuesta de Pérez, entre ellos, el del Baldor Bermeo, alcalde de Ponce Enríquez, quien desde un principio dijo que debía llevarse a cabo una consulta popular en su cantón, para que la gente sea quien decida.

Bermeo agregó que también tenían como posibilidad, en caso de que se realice la consulta provincial, pedir que Ponce Enríquez pase a formar para de la provincia de El Oro. Para ello, según él, tenía “el apoyo del Estado y de su pueblo”.

Por otro lado estuvo la reacción de Pablo Burbano, vicealcalde de Cuenca, quien explicó que el alcalde del cantón, Pedro Palacios, no pudo asistir porque tenía una reunión con los comerciantes de la plaza San Francisco. Con la excusa, Burbano se preguntó si solo la minería estaba contaminando las fuentes hídricas. Y en un principio se abstuvo de responder si apoyaría o no a la consulta popular.

Cámaras

Una de las situaciones que más llamó la atención dentro de la sala de sesiones fue la presencia de una pantalla y cámaras que retransmitieron lo que sucedía en el debate, que inició cerca de las diez de la mañana. Las imágenes y las voces de las expresiones de los consejeros se proyectaron en las afueras de la Casa de la Provincia, en donde por lo menos estaba una centena de personas que dijeron defender el agua.

Los defensores, cuando inició el debate, se expresaron a favor y en contra. Todo dependía de lo que decían los integrantes del Consejo Provincial. Para la mayoría de asistentes esto significó una presión, porque las expresiones resonaron en la sala, y en breves momentos el debate fue interrumpido debido a las opiniones de quienes estaban fuera.

Debate

Luego de la intervención de Baldor Bermeo, llegó una serie de comentarios, que un principio apuntaban a que se pediría la consulta popular por la máxima autoridad de los gobiernos autónomos descentralizados, en este caso a través del Gobierno Provincial. Los alcaldes de Santa Isabel, Gualaceo, Girón y Sigsig fueron algunos de los que dijeron en el debate que apoyarían la consulta popular.

Sin embargo, los alcaldes de Oña, Paute y El Pan dieron sus razones por las que no estaban de acuerdo con lo planteado por Yaku Pérez. Por ejemplo, el alcalde de Paute, Raúl Delgado, dijo que cada cantón tiene una problemática diferente, y dejó entrever que la consulta podría realizarse en los cantones, así como se la realizó en Girón.

Resultados

Tras dos horas y media de intervenciones (no todos los consejeros participaron) inició la votación: 14 consejeros votaron a favor de que se realice una consulta, 8 consejeros (incluido el Municipio de Cuenca) se opusieron a ella; un consejero votó en blanco; mientras que dos personas no votaron porque no asistieron a la sesión.

Para que el Gobierno Provincial pueda pedir una consulta popular necesitaba las tres cuartas partes de los votos, es decir, 18. Ante los resultados, Pérez dijo que buscará la otra vía: recolectar firmas. (AWM)-(I)

Un trabajo arduo y largo

Alrededor de 65.000 firmas, lo que significa el 10% del padrón electoral, requerirán quienes procedan a pedir la consulta popular en Azuay. Para el Gobierno Provincial hubiera sido más fácil y rápido que se apruebe el pedido de consulta con el apoyo de los alcaldes de la provincia y con el resto de consejeros, sin embargo, los resultados no acompañaron a Yaku Pérez, quien agradeció a quienes votaron a favor de la consulta. En los próximos días, un grupo de dirigentes se reunirá para planificar la recolección.