¡Descontento generalizado!

Gonzalo Clavijo Campos

147

Diversas organizaciones sociales y gremios de trabajadores del Ecuador y miles de personas, durante la semana que concluye, bloquearon las calles de la capital en el paro nacional convocado por la denominada Asamblea Nacional Ciudadana (ANC), contra las políticas  neoliberales del Presidente Lenín Moreno. Las protestas se extendieron por las principales urbes. Los manifestantes critican las medidas económicas tomadas por el Gobierno a cambio del crédito pactado el pasado febrero con el Fondo Monetario Internacional, que asciende a 4.200 millones de dólares.

Es evidente  que el  país ciertamente atraviesa su peor momento económico, expresado por el creciente desempleo, la economía no crece lo suficiente para absorber la demanda laboral, limitadas opciones  de trabajo  con bajas remuneraciones, y detrás de  cada hombre o mujer en desempleo, hay dolor, desesperanza, amargura, más pobreza en nuestras familias.

Y esta amarga crisis persistente se ha combinado con la inacción política,  con un retorno a medidas que afectan a los que menos tienen. Todo parece indicar que la deuda externa seguirá creciendo y la dolarización se sostendrá de forma artificial, siendo totalmente entendible el precipitado descenso del apoyo popular al Presidente desde un 77% a los pocos meses después de asumir el poder hasta llegar a tan solo un 15% en estos días.

La población se da cuenta de que la economía no se reactiva, no se fortalece la producción, se carece de nuevas inversiones,  el combate a la corrupción pública es un engaño, funcionarios de gobierno sin ideas, sin compromiso y amor con el país,   tan solo afán de figurar y  con ello la delincuencia e inseguridad  crece en espiral.

¡Las calles se calientan y se seguirán calentándose más, el pueblo ya no tolera tanta desidia, tanto engaño, tanto abandono gubernamental! (O)