En elección de Reina eliminan los requisitos que discriminan

Grupos LGBTI interpretan requisito como una proyección de posible “fobia” a transgénero.

715
Cristina Ortega, actual Reina de Cuenca, indica las fotografías de todas las reinas que han formado parte de la fundación. PVI

De los ocho requisitos para las candidatas a la elección de la Reina de Cuenca, el primero que indica “haber nacido mujer”, ha causado reacciones, sobre todo en la comunidad LGBTI. El listado de los requisitos fue difundido el 12 de julio anterior en las redes sociales de la Fundación Reinas de Cuenca y marcó el inicio de la “polémica”.
Cristina Ortega, actual reina de Cuenca, explica que el requisito en mención ha existido desde siempre, pero hasta ahora no ha sido visible.
“Desde que obtuve la corona en octubre del 2018 tuve la visión de cambiar los requisitos y el reglamento del concurso…”, cuenta Ortega.
Así que formó una comisión con las exreinas de la ciudad y durante unos cincos meses trabajaron para cambiar los estatutos, que no habían sido reformados desde el 2009, enfocándose en eliminar todo lo que tiene que ver con discriminación.
Entre los cambios se eliminó la estatura mínima de las aspirantes, la talla corporal y el estado civil de soltera.
Además, en la elección se calificará el proyecto social que cada candidata debe presentar y si llega a ganar será su objetivo a cumplir.
Ortega afirma que la fundación respeta a la comunidad LGBTI y está abierta a apoyarlos, pero considera que se deben respetar los requisitos de cada concurso, pues la población LGBTI también elige a su reina. “Supongo que el concurso de la Reina de Cuenca LGBTI tiene sus requisitos al igual que nosotros”.

Derechos

Para Jorge Luis Betancourt, presidente de Verde Equilibrante, organización que trabaja por los derechos de los grupos LGBTI, nunca ha habido una convocatoria en la que exclusivamente entre sus requisitos se nombre “nacida mujer” y esto permite interpretar una posible transfobia o interfobia contra las personas transfemeninas o de las personas intersexuales que son aquellas que nacen con ambos sexos.
A decir de Betancourt, los reinados perpetúan los estereotipos de género que muestran que las mujeres pueden hacer solo temas asistenciales, es decir, como si los temas sociales y la caridad fueran exclusivamente para las mujeres.
El activista espera que incluso el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Cuenca elabore un comunicado en torno a esta temática para que la sociedad “pueda empaparse desde un enfoque integral de derechos”.
Cristina Ortega, reina de Cuenca, considera bueno dialogar con los representantes de los grupos LGBTI y así despejar dudas y que no hayan resentimientos, pues “estamos para apoyarnos”.
Opina que es positivo que existan derechos para todos, pero también respeto entre ambas partes.
“Nunca quisimos hacer sentir mal a nadie… trabajamos para que todos se sientan bien y contentos con la labor que hace la reina de la ciudad…”, expresa y añade que se debería resaltar las cosas buenas que ha hecho la fundación como obra social enfocada en los grupos vulnerables. (PVI)-(I)