Posible incremento del IVA afectará al consumo

885
Rubro tributos genera diversas reacciones. Archivo

En el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el gobierno de Lenín Moreno se compromete a incrementar la recaudación tributaria en un punto y medio en el Producto Interno Bruto (PIB) hasta el año 2021.

Esto, a fin de que la reducción del déficit fiscal no recaiga por completo en una disminución del gasto, sino que sea mayormente por menores gastos; pero, también en una parte por incremento de los ingresos, puntualmente de los tributarios, dado que el objetivo fiscal toma en cuenta el resultado, excluyendo los ingresos petroleros, señala José Hidalgo Pallares, economista.

Ahora, tomando en cuenta que el compromiso es elevar en un punto y medio los ingresos tributarios, a este analista le parece que es bastante problable que para llegar a ese objetivo, que en la actualidad representaría 1.600 millones de dólares, se tenga que incrementar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que no solo es el tributo que más ingresos le genera al fisco, sino el de más recaudación.

Aumentar el IVA podría ayudar a alcanzar el objetivo de subir la recaudación tributaria, pero Hidalgo advierte que esta medida, que afectará al consumo, debería estar acompañada de otras medidas, también tributarias.

Medidas que reduzcan o eliminen los impuestos que más distorcionan a la economía, como el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD).

Es que el tributo a la salida de divisas, que más o menos genera 1.000 millones de dólares por año, en cuanto a recaudación fiscal, a criterio del analista, es un impuesto que limita la entrada de capitales al Ecuador y afecta al sector productivo, que debe pagar ese impuesto cuando importa materias primas o bienes de capital.

¿Pero aumentar el IVA generaría un shock en la economía de las familias? Hidalgo piensa que no, porque no se aplica a todos los artículos; están excentos de este impuesto los productos de primera necesidad, alimentos no procesados, salud, educación, transporte masivo.

Este economista está consciente que habría un impacto en el consumo, pero opina que una ventaja del IVA es que no afecta a los costos de producción. Por ejemplo: si un exportador compra materia prima o servicios profesionales que graban este impuesto, al momento de hacer la exportación, el Estado está obligado a devolverle este rubro.

Aunque reconoce que “para el sector del consumo esto puede significar un golpe”. Y declara que, de darse esta elevación del impuesto, sería por tiempo indefinido.

¿Está bien que un país siga basando su economía en recaudación tributaria? Hidalgo considera que, dentro de los ingresos del Estado, lo mejor es que la dependencia recaiga sobre todo en los ingresos tributarios, y no tanto sobre los petroleros, que son más volátiles.

Negativa

El decano de Economía de la Universidad de Cuenca, Rodrigo Mendieta, PhD, no está de acuerdo con un aumento del IVA en estos momentos en los cuales la economía ecuatoriana muestra signos de una desaceleración bastante profunda, sería perjudicial.

Él se basa en las predicciones para 2019 del Banco Central del Ecuador (BCE) que apenas deja ver que el país crecerá.
Esta subida del IVA -a su juicio- hará que las personas dejen de consumir porque tendrán un desincentivo y todo ese efecto negativo repercutirá en la actividad productiva y la generación de empleo.
En todo caso, el Decano sabe que la recaudación del IVA es fuerte en el país; en 2018 significó 6.700 millones de dólares en general, versus lo que pasó con el Impuesto a la Renta (IR) que, en ese mismo periodo, representó 5.300 millones.
No obstante, el decano dice que, en el supuesto no consentido de que se eleve el IVA, podría aceptarse si es que es solo para ciertos artículos “sumamente selectivos”.
El académico Iván Orellana, catedrático, confirma que la segunda Carta de Intención del FMI, enviada en junio, contempla nuevas exigencias económicas para regular el déficit fiscal del Ecuador. Por ello, el gobierno ecuatoriano enviará el proyecto de reforma tributaria a la Asamblea Nacional hasta el 31 de octubre para aumentar la recaudación neta en 2.160 millones al año.
Orellana advierte la compleja realidad económica del país, y anticipa que un eventual incremento del IVA, que como se ha especulado sería al 16%, profundizará el estancamiento económico, el desempleo, afectará el consumo y, por ende, la producción. (ACR)-(I)

ADVERTENCIAS

Iván Orellana, catedrático, emite las siguientes alertas, si es que se eleva el IVA:
Los recursos serán cada vez menos, debido a la eliminación del Impuesto Verde, 120 millones de dólares menos y sin el ISD que, según el FMI, se eliminaría en marzo de 2020, se recaudarían 860 millones de dólares menos.
Los perjudicados directos son los consumidores de rentas medias y bajas, ya que el aumento del IVA se traslada íntegramente a los precios, lo que frenaría el consume.
También afecta a las empresas, en particular en la propensión hacia ciertas inversiones en reconversión y tecnología.
El alza afectaría de manera más aguda a los autónomos y pequeños empresarios, quienes para no perder posibilidades de negocio, trasladarían el incremento en sus precios de venta al consumidor. (I)

SUGERENCIAS

José Hidalgo Pallares, economista, sugiere que lo aconsejable primero es tener un Estado cuyos gastos sean sostenibles o vayan de la mano con el tamaño de la economía y con lo que el Ecuador puede pagar y gastar.

Entonces, el primero paso es seguir reduciendo el gasto público, porque ya ha empezado el ajuste -sobre todo por el lado del gobierno central, no así en los gobiernos seccionales- y eso debe seguir adelante para llegar a un nivel de gasto público que sea sostenible en el largo plazo, para el caso ecuatoriano.

Pero, una vez que ya lleguemos a ese nuevo gasto público (que el analista está seguro de no será igual al que teníamos durante el “Correismo”) en torno al 30% del PIB, lo recomendable es procurar tener una estructura tributaria eficiente en cuanto a que no haya evasión y a que sea equitativa socialmente: quienes más ganan paguen más impuestos. (I)

DATO
BCE revisó a la baja los datos de crecimiento del país: 0.2% en 2019; algo similar en organismos internacionales.

CIFRAS
2
factores a considerar del IVA: es un impuesto indirecto y regresivo, lo pagan todos los consumidores por igual, independiente del nivel de ingresos

6
problemas anticipan analistas: baja consumo, caen ventas, se deprime la producción, se reducen empleos y se crea temor en la inversión