El emoticono y el emoji como lenguaje universal │VIDEO

Hoy se celebra el día mundial del emoji, y aunque no es una fiesta oficial, en todo el mundo se usan los miles de gráficos para comunicarse

7132

Hasta hace algunos años, en nuestro medio no se usaba la palabra “emoticón” (realmente se escribe emoticono, según la Real Academia de la Lengua) o “emoji”. Y aunque ambos términos son distintos tienen un mismo objetivo: decir algo.

En el caso de los emoticonos, estos fueron ideados a través de signos, como por ejemplo el clásico “:)”. Estos tomaron fuerza con la llegada de la mensajería instantánea, y lo que un principio era solo una cara feliz, triste o seria, los símbolos aumentaron y se hicieron más complejos en cuanto a su estructuración.

Sin embargo, a pesar de que los signos tomaron fuerza con las pantallas digitales, hay registros que en el siglo 19 ya se los usaban: en la revista estadounidense Puck, en el año 1881, se publicaron una serie de signos que daban a entender ciertas expresiones faciales.

Con el paso del tiempo, y con la proliferación de los distintos dispositivos electrónicos, los emoticonos se hicieron famosos, sobre todo por la aparición del clásico círculo amarillo compuesto por dos puntos y un paréntesis que emulaba una sonrisa, aunque no está muy claro quién fue el primero en haberlo ideado, sin embargo, se reconoce a Harvey Ball como el diseñador de la “cara feliz”, a pesar de nunca haberlo patentado.

Quien sí lo patentó fue Franklin Loufrani, quien junto a su hijo Nicolas fundaron Smiley, una empresa que en la década de los setenta usó el emoticono amarillo en el periódico francés France Soir para destacar las noticias positivas.

Nicolas, en 1997, recreó el emoticono en un programa de computadora, y con ello el uso del símbolo se proliferó por todo el mundo; no solo en las pantallas digitales, sino en ropa y otros accesorios, que en el 2012, hiciese que la empresa facturara 167 millones de dólares.

Emoji

La diferencia entre el emoji y el emoticono es que el primero es una representación gráfica de un objeto, por ejemplo: un vehículo o una persona. Los primeros registros de la aparición del emoji datan en Japón. A finales del siglo 20, ya se contaban con una serie de gráficos digitales, sin embargo, en el 2008, cuando Apple empezó a vender el iPhone, los emoji se hicieron conocidos, tanto así que se emplearon en todos los sistemas operativos para celular.

Opinión

Para Oswaldo Encalada, investigador ecuatoriano y profesor de semiótica, los emoticonos se crearon como una necesidad de ilustrar los textos y hacer más atractiva la comunicación, lo que permitió que se “rompa” la traducción.

“Un chino o un shuar que ya usa celular, no va a necesitar conocer la lengua sino solo el dibujo. Entonces el emoticono es mucho más universal, lo que es una gran ventaja. Por último los emoticonos recuperan esa gráfica de la lengua. La palabra, la letra es dibujo”, opinó Encalada.

Oswaldo recuerda que hace varios años, cuando fue profesor del colegio Garaicoa, había visto cómo sus alumnas, a fines del siglo pasado, dibujaban en sus cuadernos de cuadros los distintos emoticonos que se graficaban en los celulares que ellas no tenían

“Es curioso cómo la gente se habilita lo que no tiene a mano. No había celulares como los que hay ahora, además estaba prohibidos en los colegios. Entonces las chicas dibujaban en los cuadernos, como si fuera la pantalla del celular, y aparecieron los emoticonos escritos”, contó el investigador.

¿Reemplazar al lenguaje?

Oswaldo cree que, a pesar de que cada vez se utiliza más los emoticonos o emoji para comunicarse, esto no supone un reemplazo al lenguaje tradicional, sino es parte del mismo en ciertos casos que son puntuales.

“Hay una diferencia en la utilización de los emoticonos. No es lo mismo escribir una solicitud para la universidad que escribir a una persona. No va a poner en jerga o con dibujos en un lenguaje que tiene que ser formal. Afortunadamente el usuario sabe en dónde y cuándo usarlo, y esto no va a perjudicar el uso de la lengua formal”, dijo Encalada. (AWM)-(I)