Un mural diverso propende a erradicar violencia de género

1335
Xavier Vintimilla mira el mural que pintó en el patio de la Facultad de Economía de la Universidad de Cuenca. (KCJ) (I)

Los cuadernos de la escuela, del colegio y de la universidad de Xavier Vintimilla están llenos de dibujos. Es su manera de aprender y aprehender lo que dicen los profesores, algo que sin duda le ha dejado más de un problema. “Pero los profesores llegan a comprender que es mi manera de prestar atención cuando respondo cada pregunta que me hacen”, afirma el joven universitario que pinta murales y estudia Sociología.

Parecería una contradicción pero no lo es. Estudia esta rama de las Humanidades para hacer arte con una base sólida y una reflexión. Una expresión de mil colores y teorías.

“La parte estética y artística la aprendes de manera autodidacta, leyendo o viendo videos. Pero la base teórica no, eso te enseña la Universidad”, dice Xavier, autor del mural ‘Contra la violencia no estamos solas’ que da color al pequeño patio de la Facultad de Economía de la Universidad de Cuenca, inaugurado el 10 de julio y que pretende visibilizar la violencia de género y reflexionar sobre esta realidad.

Un mural que le “costó hacer” porque sentía que una mujer, desde su experiencia, podía plasmar a través del mural la lucha feminista. Propuso algunas ideas, escuchó sugerencias y pintó un mural con dos capas: una con fondo azul con hombres y mujeres indígenas y en donde flamea la bandera de la población LGBTI, más una capa principal en donde las protagonistas son las mujeres diversas. Un mural colorido con un mensaje fuerte: “Nadie puede ser libre e indolente a la vez”.(KCJ)-(I)