“Sociedad movilizada hace que se cumplan derechos”

385
Raúl Zibechi, periodista y docente, opinó sobre la realidad de los movimientos sociales. PVI

“Nadie más que los movimientos sociales, es decir, que la sociedad organizada y movilizada puede hacer que se cumplan los derechos…”, sostuvo Raúl Zibechi, periodista uruguayo con 40 años de carrera, quien además es docente en materia de movimientos sociales.
El periodista participó como conferencista en las jornadas académicas “Perspectiva de los Movimientos Sociales en América Latina” organizadas por la carrera de Sociología de la Universidad de Cuenca.
Zibechi explicó que los movimientos sociales son aquella parte de la sociedad que siente una desventaja, una opresión o una injusticia y se organizan para enfrentarla.
“Una parte de la sociedad se organiza para hacer valer su vida, su historia, sus derechos, para no ser abazallados”, detalló.
Para Zibechi, la relevancia de los movimientos sociales radica en que la sociedad necesita cambiar, aunque esto puede ser en sentidos opuestos, pues unos pueden pensar que cambiar implica más desarrollo.
Sin embargo, la importancia de los movimientos es que dan mayores grados de libertad, de justicia social y de emancipación.
A decir del conferencista, la Constitución del Ecuador probablemente sea la más avanzada del mundo en materia de derechos de la naturaleza, eso es consecuencia de la actividad colectiva, social, cultural, entre otros, del accionar los movimientos sociales. A pesar de esto en el país existe una contradicción, ya que por las condiciones actuales, la Carta Magna no se cumple. Frente a esto, si los movimientos sociales no se levantan se debe a tres razones, opinó Zibechi. La primera es que el gobierno anterior “fue una máquina de destruir a las organizaciones” y el tejido social. El segundo motivo es la jerarquía que se produce en algunos movimientos que tienen dirigentes con intereses propios, que en lugar de canalizar las demandas de sus bases, las bloquean para beneficiarse personalmente.
Finalmente, existe un temor que un levantamiento provoque represión contra la sociedad. (PVI)-(I)