Bloque Alianza del Pacífico visto como gran oportunidad

225 millones de personas del bloque Alianza del Pacífico serían los posibles consumidores de los artículos hechos en Ecuador, si se concreta esta alianza.

679
cuador ya tiene tratados de integración económica a través de la Comunidad Andina con Colombia y Perú. Archivo

Las condiciones macroeconómicas del Ecuador, el salario de los trabajadores y la imposibilidad de realizar una política monetaria debido a la dolarización, derivan a corto plazo en una desventaja comparativa de nuestro país frente a los miembros de la Alianza del Pacífico.

Es el criterio de Adrián Siguencia, economista con Mención Economía Empresarial, refiriéndose a la posibilidad de que el Ecuador forme parte del bloque del Pacífico. Alerta, además, que esas condiciones podrían llegar a empeorar la situación de la balanza comercial del Ecuador, la salida de divisas, empleo y producción.

La Alianza del Pacífico es un grupo de integración, conformado por Colombia, Perú, Chile y México, es el cuarto bloque más importante para las exportaciones de Ecuador, siendo el destino de un 19% del total de nuestras exportaciones, detrás de Estados Unidos, Unión Europea y Comunidad Andina, precisa el catedrático Antonio Torres, especialista en Comercio Exterior.

Recuerda que los referidos países son los “Pumas del Pacífico” por su solidez, eficiencia, desarrollo y potencial, pues en apenas cinco años de integración se abrió al libre comercio el 92% del total de sus productos. Y son países que experimentan un consistente crecimiento económico y de inversiones.

El académico enfatiza que esta Alianza es una alternativa importante de integración a mercados, más allá de la actual política proteccionista del gobierno estadounidense, además de convertirse en un trampolín para el desarrollo de nuevos encadenamientos productivos. (ACR)-(I)


Más apoyo a productor ecuatoriano

Matías Abad, Máster en Estudios Latinoamericanos, recuerda que solo Ecuador aún no es miembro pleno de la Alianza, como resultado de diez años de aislamiento y de tomar una vía diferente a la de: libre comercio e intercambio de bienes y servicios con otras naciones.

El catedrático observa con agrado la Alianza y anticipa beneficios para el consumidor ecuatoriano: acceso a variedad de bienes y servicios y a un precio más bajo porque habrá competencia entre los productores de cada país para ingresar sin arancel ni restricción a los países de la Alianza.

Y la oferta de artículos ecuatorianos será fuerte, pero exhorta la necesidad de apoyo estatal al productor con incentivos, mejor sistema de contratación laboral y más. (I)