Protesta en Quito por renuencia a propuesta electoral contra explotación

594
Foto referencial de Miriam Gartor

Al menos un centenar de simpatizantes con el colectivo indígena y ecologista se manifestó este jueves frente a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) para protestar por la renuencia del organismo a revisar una propuesta de referendo contra la explotación de recursos naturales en la reserva amazónica Yasuní.

Convocados por el colectivo Yasunidos, surgido al calor de la explotación de ese parque nacional hace más de un lustro, los concentrados protestaron el hecho de que el organismo electoral desestimara analizar hoy la cuestión a propuesta de uno de sus consejeros.

La plataforma ecologista entregó en 2014 al CNE 757.623 firmas de respaldo a la celebración de una consulta popular en torno a si se debía o no autorizar la explotación petrolera en el bloque 43 del Parque Nacional Yasuní, situado en la cuenca amazónica y de alto valor biológico.

Sin embargo, el órgano electoral entonces validó solo 359.761 firmas y alegó que no sumaban las más de 583.000 que correspondían al 5 por ciento del padrón electoral.

Yasunidos calificó ese dictamen de “mañoso” y desde entonces ha insistido en que se celebre la consulta a la ciudadanía.

Francisco Bustamante, abogado de la organización y que hoy se personó ante el CNE para reivindicar la revisión del proceso precisó que iban a presentar un documento que contenía una “serie de argumentos para poder hacer la declaratoria de la legitimidad democrática” de la consulta.

Otra activista de la plataforma recordó que en 2013 la Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador autorizó al presidente entonces, Rafael Correa, el área de explotación, la Cámara ignoró la posibilidad de convocar una consulta popular para que la sociedad decidiera sobre la cuestión.

El actual Gobierno liderado por Lenín Moreno celebró una consulta en febrero de 2018 en la que la ciudadanía respaldó la reducción de las áreas que podían ser autorizadas para su explotación.

Yasunidos alega que, posteriormente, el Gobierno, mediante decreto, tiene intenciones de explotar una zona de ese parque natural vulnerando la propia consulta y la Constitución, y abogan porque la Corte Constitucional se pronuncie al respecto y que el CNE dé paso al debate sobre un nuevo referendo en torno al Yasuní. EFE