El futuro de “Bolillo” Gómez se maneja con una estrategia de silencio

547
Foto: Cortesía

El futuro del técnico colombiano Hernán “Bolillo” Gómez al frente de la selección de Ecuador sigue en el tintero sin que los directivos de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) tomen una decisión tras el fracaso del equipo en la última Copa de América.

“Fue una buena reunión. El Directorio de la FEF tomará la decisión la próxima semana”, fue lo único que dijo su presidente Francisco Egas a los periodistas tras concluir el cónclave.

La reunión tuvo lugar este jueves en la “Casa de la Selección” en la capital ecuatoriana, sin acceso a los medios que esperaron hasta el final de la reunión en los exteriores del sitio de entrenamientos y concentración de la selección.

Era la segunda reunión con el técnico colombiano, ya que la semana pasada lo hicieron en Guayaquil y le pidieron una ampliación del informe tras los malos resultados en la Copa América, en la que sus pupilos sufrieron dos derrotas y un empate.

En esa competición se registraron también actos de indisciplina de parte de varios jugadores.

Gómez indicó hoy a los periodistas que “acatará cualquier decisión que tome el Directorio”, que probablemente volverá a reunirse el próximo martes.

En círculos futbolísticos ecuatorianos las apuestas se reparten entre la salida del seleccionador en cuestión de días, y la de que la tormenta se aplacará y Gómez continuará al frente del equipo hasta el final de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022.

En el tintero también el futuro de muchos de los futbolistas de la selección.

El deseo de los principales directivos de la FEF será cambiar entre un 60 y 70 por ciento de los jugadores que han formado parte de la selección en los últimos tiempos y que acumulan dos notorios fracasos: ni la clasificación para el Mundial de Rusia en 2018 ni el pase a al menos la segunda ronda de Copa América.

Gómez se convirtió en el primer seleccionador en clasificar a Ecuador a un Mundial de fútbol, el de Corea del Sur y Japón 2002, y retornó el año pasado luego de clasificar por primera ocasión también a la selección de Panamá para el Mundial de Rusia.

Pero sus resultados en esta vuelta no han sido los que esperaba la FEF, que si decide deshacerse de él antes de tiempo deberá compensarle con aproximadamente 4.000.000 de dólares, según fuentes de la federación. EFE

rm/elb