Comerciantes informales quieren dejar las calles

875
Comerciantes informales se reunieron ayer y piden reunión con el Pedro Palacios, alcalde. PSR

La Federación de Comerciantes Minoristas y Trabajadores Autónomos del Azuay (Fedacomi), que reúne a unos 1.200 vendedores informales en Cuenca, ayer pidió públicamente un diálogo con Pedro Palacios, alcalde de Cuenca.

Daniel Carbo, asesor de esta organización, explicó que en esta ciudad hay aproximadamente 8.000 vendedores que trabajan en la informalidad y que es necesario que se les garantice el trabajo en condiciones dignas.

Señaló que entre las soluciones que plantean están que los comerciantes vayan a plataformas itinerantes, ferias y otros espacios como el callejón Hermano Miguel y al interior de edificio donde funcionaba en colegio Febres Cordero.

“No hemos encontrado soluciones y lo que estamos pidiendo es que se abra un diálogo… Estos comerciantes están catastrados, están carnetizados y ahora plantean dejar las calles…”, dijo.

Por su parte Marcelo Alvarez, titular de la Dirección de Mercados, del Municipio de Cuenca, indicó que los comerciantes que deseen conseguir un espacio para trabajar tiene que presentar una solicitud por ventanilla única en la municipalidad.

“Aquí nosotros analizaremos la posibilidad de ubicarle en uno de los mercados. Ahora el hecho de presentar la solicitud no significa que a reglón seguido se les va a ubicar…”, dijo. (CSM)-(I)