Fármacos del IESS

1231

En diversas oportunidades, facultativos que laboran en algunas clínicas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social han denunciado una serie de presuntas irregularidades, en cuanto a la provisión de fármacos destinados a la entrega de medicinas a los pacientes.
Señalan, por ejemplo, que en las bodegas de algunos centros hospitalarios del Instituto se hallan embodegadas medicinas caducadas, y otras que no servirían en tal cantidad para la demanda de los afiliados. En cambio pacientes con enfermedades catastróficas o crónicas se ven imposibilitados de recibir los fármacos que requieren para sus dolencias, y tienen que adquirirlos por su propia cuenta. Hay que señalar que algunos de estos medicamentos son tan costosos en las farmacias particulares que se les hace prohibitiva su compra, tal y como se han quejado centenares de afiliados, quienes exigen soluciones urgentes a una situación que ya lleva varios años sin que se realicen los correctivos pertinentes de parte de la Institución.
Más aún, se ha denunciado de parte de médicos que laboran en clínicas y más centros de atención del IESS, que habría corrupción en algunos procesos de adquisición de los fármacos, ya que por una parte se direccionaría estos hacia determinados oferentes, y de otro lado habría sobreprecios en la compra de medicinas, situación que de hecho amerita la intervención del Instituto, para que se practiquen los exámenes correspondientes sobre estas presuntas anomalías, que de detectarse, significarían millonarios perjuicios a los recursos del IESS, vale decir de todos los afiliados y pensionistas que han aportado y aportan al Instituto, para recibir las prestaciones de salud.
Aunque los actuales directivos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, han ofrecido efectuar los correctivos que sean necesarios a fin de superar las anomalías en la provisión de fármacos, de hecho la situación no ha cambiado mayormente, y tanto médicos como afiliados continúan denunciando estos hechos.