Las mujeres emprendedoras de Tarqui

En la parroquia rural hay 13 asociaciones de mujeres que se capacitaron para fundar negocios.

400
Elvia Lojano, junto a otras siete mujeres, fundaron la asociación “Libertad y Progreso” para elaborar yogur y vino.

En el campo siempre hay algo que hacer, o por lo menos eso piensa un grupo de mujeres que desde hace un poco más de cinco años encontraron un oficio que les ayuda a sustentarse en la parroquia Tarqui. Al principio fue difícil: habían estado acostumbradas a trabajar con la tierra y a trabajar en la casa. Y lo único que recibían era un agradecimiento.

Pero entonces, las ideas aparecieron al mismo tiempo para convertirse en emprendimientos que darían resultados positivos. Sin embargo no fue fácil, aun así, de un momento al otro se formaron 13 asociaciones de mujeres emprendedoras, que con la ayuda del GAD parroquial de Tarqui y AgroAzuay, lograron asentarse para ofertar diversos productos.

En un inicio fueron capacitadas, luego de ello todo se resumía en dos palabras: constancia y disciplina. Algunas mujeres tuvieron que resistir los sinsabores de la inexperiencia, pero con el paso del tiempo y con el trabajo diario se afincaron.

“Fue durísimo al principio, porque no sabíamos cómo hacer. Yo recuerdo que recogíamos las plantas para hacer la horchata y consumíamos entre nosotras. Empezamos de cero. Qué nos íbamos a imaginar que luego se vendería bien”, dice Luz Vele, miembro de Tañi Productos, una organización conformada por nueve mujeres en la comunidad de Tañiloma.

La horchata es preparada por varias mujeres.

Las emprendedoras, antes de iniciar con su negocio, se habían dado cuenta que la horchata era muy buscada entre los cuencanos, por lo que decidieron sembrar las hierbas que conforman la horchata para luego venderlas en fundas que conservan su aroma. Las plantas fueron bien recibidas, sobre todo en Estados Unidos, en donde los migrantes preparan la bebida caliente para recordar a su parroquia.

“Cada fin de semana vendemos entre 100 y 120 fundas en Tarqui y en AgroAzuay. Cada una cuesta 50 centavos. Cuando algún vecino viene de Estados Unidos se va llevando unas 200 fundas. No nos podemos quejar, lo que al principio parecía imposible ahora es real, y hasta hemos aumentado nuestros productos porque vendemos mermeladas y ají en envases”, dice Luz.

Evitar el desperdicio

Hace un par de años, en la comunidad de Gullanzhapa de Tarqui, la leche empezó a sobrar porque los comerciantes de ese líquido estaban ya abastecidos, y por otro lado, en varios sectores abundaba la uvilla. A raíz de ello, un grupo de mujeres se preguntó qué podían hacer con la leche y con la fruta, y con la guía de una persona obtuvieron la respuesta: yogur y vino.

La asociación “Libertad y Progreso” vende yogur y vino artesanal.

Las mujeres acataron los consejos de su guía, y fundaron la asociación “Libertad y Progreso” para elaborar yogur y vino en la casa de Elvia Lojano, una de las líderes del grupo que espera obtener el registro sanitario para aumentar la producción y vivir sin problemas económicos.

“Poco a poco sale. El yogur se vende más en Cuenca. Hay días en que sobra un poco, hay otros días en que no tenemos nada. Esto, para nosotras se convirtió en nuestro trabajo. A nuestra edad encontrar un trabajo es imposible. Pero hacer estos productos no es imposible”, dice Elvia, quien suele pedir prestado el vehículo de su hijo para recorrer las comunidades de Tarqui y vender el yogur.

Fiestas por la virgen del Carmen

Con el afán de visibilizar los emprendimientos de las 13 asociaciones de mujeres de Tarqui, todos los fines semanas de julio ellas estarán en la plaza central de la parroquia. Las mujeres tendrán la oportunidad de vender sus productos: cuyes, borrego a la barbosa, yogur, horchata, champú, entre otras cosas.

Paralelo a ello se realizarán varias actividades deportivas y culturales por las fiestas en honor a la santísima virgen del Carmen. Para esto habrá priostes cada semana, quienes estarán encargados de la organización de cada uno de los eventos que se presentarán hasta los primeros días de agosto, en los alrededores de la iglesia de Tarqui. (AWM)-(I)