Ceres, el planeta enano, se contrajo originando grandes fallas

2958

El planeta enano Ceres, entre las órbitas de Marte y Júpiter, es más complejo de lo que se pensaba y, ahora, un equipo de astrónomos españoles ha constatado que este cuerpo se contrajo originando grandes fallas.

La investigación ha sido liderada por científicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que han demostrado la presencia de fallas inversas, un fenómeno producido por la contracción de las capas superiores.

Esto, según una nota de prensa de la UCM, implica cambios de volumen en este cuerpo astronómico en algunas fases de su historia.

Ceres, de cerca de mil kilómetros de diámetro, es un cuerpo híbrido de hielo y roca que alberga un océano interno de agua líquida.

Como ésta, al congelarse, se expande, se había dado por hecho que el enfriamiento progresivo de Ceres había causado extensión de la superficie como proceso de deformación predominante en su historia.

Sin embargo, este trabajo ha constatado que a lo largo de la historia del planeta han sido importantes los movimientos de contracción y no solo los de extensión como se pensaba hasta ahora.

“Las fallas inversas que hemos localizado en la superficie de Ceres indican que este cuerpo es más complejo de lo esperado, ya que presenta rasgos intermedios entre satélite helado y planeta rocoso”, apunta Isabel Egea González, investigadora de la Universidad de Cádiz.

Los resultados de este estudio se han publicado en la revista Nature Astronomy y, además de la UCM y la Universidad de Cádiz, han participado el Instituto de Ciencias de la Tierra “Jaume Almera” y el Centro Europeo de Astronomía Espacial.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos analizaron las imágenes de más detalle de la superficie de Ceres tomadas por la sonda Dawn de la NASA, desde la órbita más cercana para obtener la mayor resolución posible. EFE