Las reservas alinean su trabajo a la idea de Tabaré Silva

Este 28 de junio está previsto un amistoso con San Pedro del Pongo desde las 10:00 en el Complejo Cuenca FC

839
Pablo Arévalo durante la práctica de este 27 de junio en el Complejo Cuenca FC. BST

Cómo respirar en el campo de juego para rendir mejor durante un partido, cómo patear el balón para que tenga la dirección y efecto esperados, qué hacer para llegar al balompié profesional… fueron entre otros los aspectos que abordaba el profesor Pablo Arévalo este 27 de junio en el entrenamiento de las reservas del Deportivo Cuenca.

Los “tips” se daban en el transcurso del trabajo táctico que va alineado –dice Arévalo- al sistema que emplea Tabaré Silva con el primer plantel de tal manera que si un jugador es promovido al equipo profesional sepa lo que debe hacer en su posición. “El profe tiene un sistema de 4-2-3-1… Ellos deben tener claro el planteamiento, los conceptos tácticos, el manejo de balón, la cobertura, el orden…”.

El excapitán morlaco pregona entre sus dirigidos la humildad, el esfuerzo, la disciplina, la buena preparación física, el perfeccionamiento de la técnica y tener claro los límites cuando desarrollan su vida normal. “Si ellos quieren ser profesionales tienen que sentir, trabajar y vivir como profesionales… Después de un entrenamiento deben cuidarse, ir a la casa, alimentarse bien…”.

Estructura

En reservas no hay un plantel definido. Para hacer fútbol deben ascender a jugadores de la Sub 18. Para los partidos el onceno se estructura en función de los jugadores que no son tomados en cuenta para la LigaPro. En el primer semestre, el Cuenca terminó penúltimo con 14 puntos en 15 partidos.

Arévalo es consciente que las reservas están para que ganen o no pierdan ritmo los jugadores de Primera, no obstante, para conseguir mayor competencia ha solicitado tener un plantel de 18 a 20 jugadores.

Con ellos –añade- trabaja también la parte psicológica porque “a lo mejor a un chico le utilicé toda la semana, fue titular en amistosos, todo, pero llega el partido y me dice el profe (Silva) que juega un chico de Primera. Él debe aprender a trabajar con las frustraciones, a uno como jugador le duele quedarse fuera de un partido, entonces todo eso estamos trabajando con los chicos”.

Esfuerzo

Arévalo fue parte de un ciclo del Expreso Austral en el que jugaron algunos cuencanos en la Serie A. En ese grupo estaban Israel Álvarez, José Granda, Raúl Alvarado, etc. En la actualidad señala que el jugador cuencano debe exigirse el doble del día anterior y no debe conformarse con ser sólo parte de una nómina.

“Ellos tienen que ser mucho más ambiciosos, no sólo conformarse con tener el uniforme del Cuenca, con entrenar toda la semana y después irme a la grada y estar viendo el partido, no. Ellos tienen que luchar. Realmente si quieren el fútbol tienen que saber que esto es de perseverancia, de todos los días”.

La crisis

¿Cuentan con todo lo necesario para hacer un buen trabajo, para desarrollar al futbolista como es debido? “La verdad cuando llegué había muchas deficiencias, creo que en esta parte hay que agradecer a los padres de familia que han colaborado con uniformes y todo”.

La crisis económica del Club golpea a las formativas. Arévalo, quien también se desempeña como coordinador, señala que de a poco están buscando apoyo no sólo para la implementación sino para tener a sus jugadores uniformados con el escudo del Cuenca.

Por otro lado, algunos entrenadores e incluso ayudantes de campo esperan que la directiva les cancelen los sueldos atrasados. En unos casos ya llevan cerca de cinco meses sin cobrar. (BST)-(D)