En Cuenca se realizó la primera Feria Nacional de Proyectos Escolares

Cerca de 50 alumnos de escuelas del país estuvieron en Cuenca para presentar sus trabajos.

555
El proyecto de la Unidad Educativa Misioneros Oblatos fue el único que representó a Cuenca y a la provincia del Azuay.

20 proyectos elaborados por estudiantes de educación básica en Tena, Ibarra, Ambato, Loja, Quito y Cuenca fueron presentados la mañana de ayer en la Unidad Educativa Manuela Garaicoa. Para ello, el Ministerio de Educación organizó la primera Feria Nacional de Proyectos Escolares del régimen Sierra y Amazonía.

Productos para cuidar el medio ambiente, alimentos sin la utilización de químicos y prototipos robóticos fueron algunos de los proyectos que mostraron los adolescentes que tienen entre 12 y 15 años.

“En los mercados encontramos frutas producidas con abonos químicos, y nosotros hicimos algo orgánico para nuestra salud. Preparamos un terreno, y sin químicos producimos fresas orgánicas”, dijo Janeth Chuchubai, quien presentó su proyecto creado en Colta, Chimborazo.

Janeth Chuchubai presentó su proyecto de fresas orgánicas.

A la feria, el Ministerio de Educación invitó a varias instituciones de Cuenca. Los estudiantes tuvieron la oportunidad de observar todos los trabajos, sin embargo, en la mayoría de los casos, los visitantes se relacionaron más con los proyectos tecnológicos, sobre todo con el único proyecto que representó a la provincia del Azuay: la automatización de un vehículo a través de un celular.

John Lituma, de la Unidad Educativa Misioneros Oblatos, junto a dos compañeros, crearon una aplicación de celular para encender un vehículo sin la necesidad de utilizar las llaves. Para lograr aquello, utilizaron una camioneta Datsun del año 1980, armaron un circuito electrónico y trabajaron con lenguaje de programación.

Además de la aplicación, instalaron un sensor de huellas, con el cual, al tocarlo, se podía prender o apagar la camioneta.

“Nosotros no vemos al celular para las redes sociales, sino para hacer otros trabajos, algo que sirva. Y con el celular logramos que las luces del carro puedan encenderse, al igual que las direccionales. Nuestro objetivo es ayudar a las personas que tengan algún tipo de discapacidad”, explicó John.

Para los jóvenes cuencanos, haber presentado su proyecto de la feria fue reconfortante, ya que, según ellos, se necesitan más espacios para visibilizar los trabajos que se realizan dentro de las aulas.

Proyectos ganadores

A más de la exposición, la feria tuvo como objetivo escoger, basados en su innovación, los tres mejores trabajos. En primer lugar se ubicó el proyecto de productos nutritivos elaborados con cáscara de huevo, el cual fue creado por estudiantes de Ambato. En segundo lugar se ubicó un pesticida casero creado en el Valle de los Chillos. Y en tercer lugar se ubicó los productos de limpieza personal elaborados por estudiantes de Cotacachi. (I)