Ciudad Juárez pide a migrantes no cruzar el río Bravo tras muerte de personas

705

El gobierno municipal de la mexicana Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, pidió a los migrantes que eviten cruzar el río Bravo luego de que aparecieran los cadáveres de varias personas muertas cuando buscaban cruzar sus aguas.

A través de un video que muestra imágenes de migrantes en el río, el ayuntamiento de la ciudad fronteriza alertó de los peligros que supone tomar esa vía para alcanzar el país vecino.

“Amigo migrante, no dejes que la búsqueda de tus sueños se vuelva una pesadilla, no te arriesgues a cruzar la frontera por el río Bravo”, se escucha decir a una voz en la grabación de vídeo, difundida en redes sociales.

Asimismo, se aconseja a los ciudadanos que, si observan grupos que pudieran estar en riesgo, se comuniquen al teléfono de emergencia 911.

Esta campaña de concienciación sobre los peligros de cruzar la frontera aparece unos días después de que una fotografía de un padre y su hija muertos a la vera del río tuviera una amplia difusión en medios de comunicación y redes sociales.

La imagen que ha dado la vuelta al mundo muestra a Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y su hija Valeria, de un año y 11 meses, ahogados en una de las orillas del río Bravo cerca de la ciudad mexicana de Matamoros, en el nororiental estado de Tamaulipas.

Muchos medios han señalado que la imagen es la representación más trágica de la migración centroamericana, que se ha incrementado desde octubre de 2018 y ha causado un choque diplomático entre Estados Unidos y México.

A este trágico suceso se le suma la muerte también en el río Bravo de una mujer con tres niños, procedentes de Guatemala, que fueron hallados del lado estadounidense.

Desde mediados de junio México ha fortalecido los controles en su frontera sur y norte con miles de elementos de las fuerzas mexicanas desplegadas, a fin de frenar el fenómeno migratorio.

De esta manera, quiere evitar la imposición de aranceles a todos los productos mexicanos por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como castigo al país latinoamericano si no detiene el flujo de migrantes.