Transporte de gas tiene demoras

En las comercializadoras se ha pedido vender únicamente tres cilindros por cada cliente.

152
Las distribuidoras tienen cupos diarios para abastecer del producto a los ciudadanos. PSR

Las fallas geológicas en las instalaciones del poliducto Pascuales-Cuenca han obligado a que el gas licuado de petróleo llegue en tanqueros de abastecimiento. Esto, a su vez, ha provocado la demora en la entrega de los cilindros a las distribuidoras de gas, pérdidas económicas para sus propietarios y malestar en los consumidores.
“Ahora nos entregan un cupo de cilindros diarios y no avanza porque hay mucha demanda…”, indicó ayer la propietaria de una distribuidora que pidió se reserve su nombre. La Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH) solicitó a los distribuidores a que vendan máximo tres cilindros por cliente, sin embargo, ayer, en el local de la distribuidora llegaron personas con cuatro y hasta seis cilindros. Incluso muchos se enojaron cuando se les explicaba que no pueden venderles más.
“Algunos son de locales comerciales que vienen a comprar gas doméstico cuando deben adquirir el de tipo industrial”, dijo la mujer. Por esto pide a las autoridades que realicen operativos en estos establecimientos, pues solo controlan a las distribuidoras.

Situación
Sandra Gómez, administradora de la Asociación de Distribuidores de Gas del Azuay, que agrupa a unos 60 locales, aseveró que “no existe escasez de gas”, sino que se demora en transportar a Cuenca.
La administradora mencionó que en abril anterior se reunieron con el director de la ARCH, el Jefe Político y el Intendente de Policía, para solicitar que se revise el margen de utilidad.
Los centros de acopio que son parte de la cadena de distribución entregan el gas a las distribuidoras en 1,50 dólares para que estas lo vendan en 1,60, es decir; solo diez centavos sería la utilidad pero a este valor hay que descontar ocho centavos entre gastos operativos y logísticos de la bodega.
“Las autoridades nos indicaron que podíamos cobrar entre diez; 15 o 20 centavos más por el servicio de estibaje, pero explicando que el precio de venta al público del gas es de 1,60…”, sostuvo..
Sobre el servicio de entrega a domicilio, Gómez señaló que las autoridades no tienen competencia para regular el precio, ya que se trata de un acuerdo entre partes.
Si el cliente quiere pagar tres dólares para recibir el cilindro en su casa, solicita el servicio, de lo contrario puede ir a la bodega a comprar.
Igualmente, si va a la bodega y quiere que le saquen el cilindro a su vehículo, paga por el estibaje, y si no, el mismo cliente lleva el cilindro y solo paga 1,60 dólares.
“Si el cliente no desea el servicio no lo paga, pero es obligación de los distribuidores explicar y socializar que los servicios tienen un costo…”, aseguró. (PVI)-(I)

Controles y denuncias

Jorge Cabrera, intendente de Policía en el Azuay, recordó que en el caso de hidrocarburos la competencia directa la tiene la Agencia de Regulación y Control de Hidrocarburíferos (ARCH), sin embargo, la Intendencia hace controles e informa a la ARCH sobre la situación.
Las denuncias de los últimos días ha sido por cobros adicionales por el servicio de estibaje. “El problema es que los ciudadanos se encuentran con esta sorpresa porque no se les informa del cobro…”.
Cabrera aseguró que la Intendencia atiende las denuncias. También se han hecho operativos en locales comerciales que deben usar gas industrial y se ha encontrado gas doméstico.
La autoridad dijo que existen mecanismos de denuncia como la aplicación “ARCH Móvil” ó llamar al número 1800 LOJUSTO (5658-786). (PVI)-(I)