Incautan en en el país 1,4 toneladas de precursores químicos para producir droga

La Policía de Ecuador informó este jueves de que logró interceptar un vehículo que transportaba más de 1,4 toneladas de precursores químicos, que presume podían ser usados para la elaboración de drogas, y que tenían como destino Colombia.

246

Agentes policiales detuvieron hoy un camión que transportaba 1,392 toneladas de cloruro de calcio y 99,71 kilogramos de bicarbonato de sodio, sustancias que se usan para fabricar clorhidrato de cocaína, según anunció la Policía en su cuenta oficial de Twitter.

En el operativo de la Dirección Antinarcóticos, fueron aprehendidos dos ciudadanos, sin que se haya precisado su nacionalidad.

Los precursores se encontraban ocultos en bolsos que contenían arroz y que eran transportados por el camión que cubría la ruta entre las provincias de Guayas y la de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, precisó la Policía.

La ministra del Interior, María Paula Romo, usó la misma red social para referirse a esta acción de la Policía, a la que felicitó por su trabajo tras afirmar que su país no descansará “en la lucha contra el narcotráfico”.

En otra serie de operativos en dos distritos de Guayaquil, las fuerzas de seguridad se incautaron de 11.000 dosis de cocaína que se encontraban ocultos en libros, bolsas de café, piñones e impresoras para el comercio internacional.

Se descubrieron estas sustancias en controles rutinarios a empresas que pensaban enviar la droga a Estados Unidos, Australia y Hong Kong desde el puerto de la ciudad.

Igualmente, la policía logró decomisar 5.850 dosis de sustancias estupefacientes en otras acciones menores en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Tungurahua y Orellana, en las que se detuvo a siete personas, así como 4,3 kilogramos de marihuana en Santo Domingo de los Tsáchilas.

Por último, la Policía también comunicó este jueves que había detenido a un ciudadano que transportaba en un autobús interprovincial una maleta en la que había “miles de dosis” de marihuana destinadas al consumo interno. EFE