Delincuentes irrumpen por el techo y roban en cuatro locales de pleno Centro Histórico

Dinero, artefactos y mercadería fue lo sustraído en tres boutiques y una cafetería.

871
Efectivos de la Policía Nacional iniciaron con las averiguaciones del robo simultáneo en cuatro locales céntricos de Cuenca.

Delincuentes saquearon cuatro locales comerciales ubicados entre las calles Padre Aguirre y Simón Bolívar en pleno Centro Histórico de Cuenca. El delito fue cometido la madrugada de ayer. Según los perjudicados, ellos fueron alertados de lo sucedido alrededor de las 03:30 cuando los delincuentes ya no estaban en el lugar.

Los propietarios de los negocios a su llegada observaron que las puertas estaban cerradas y con las respectivas seguridades; sin embargo, al ingresar se percataron de que había cosas alborotadas y el tumbado de estuco presentaba daños. Los delincuentes habían ingresado por el techo causando destrozos.

Tres de los locales afectados son de venta de ropa, mientras que el otro es una cafetería. Los delincuentes se apoderaron de ropa, artefactos electrónicos y dinero.

Un guardia de seguridad particular de un local cercano al sitio de los hechos se percató del delito cuando los delincuentes salían por el techo con unas maletas hacia la vía pública, donde aparentemente abordaron un taxi y se retiraron del sitio.

Delincuentes ingresaron por el techo de los negocios y causaron destrozos.

Lilia Bermeo, administradora de una boutique, relató que en horas de la madrugada mediante una llamada telefónica fue alertada del robo. Ella estima que solo de su local los delincuentes se llevaron 1.500 dólares en efectivo y unos 4.500 dólares en mercadería.

Los autores del robo al ingresar a los cuatro locales cortaron los cables de energía eléctrica, de las alarmas particulares y del sistema de cámaras. En unos casos las seguridades fueron deshabilitadas por completo, mientras en otros espacios las cámaras captaron el accionar de los malhechores.

Bermeo explica que el problema de inseguridad se agudizó en la zona desde que parcialmente se suspendió la circulación vehicular sobre la calle Padre Aguirre, a la altura de la Plaza de las Flores. La falta de tránsito hace que el lugar sea desolado en horas del día y más aún en la noche, lo que facilita la comisión de delitos.

Ahora, los afectados sugieren que se habilite el paso en la referida calle y que haya mayor vigilancia policial para prevenir nuevos hechos delictivos, pues coinciden que hay peligros para los negocios.

De su parte, Juan Bueno, otro comerciante perjudicado, indicó que hay temor ante asaltos y robos, él estima que de su local en el reciente robo los delincuentes se llevaron unos 1.000 dólares

La Policía Nacional inició con las averiguaciones de las circunstancias del robo simultáneo y la búsqueda de los autores.

Ayer, los administradores de los negocios, a más de la pérdida de mercadería y dinero, tuvieron dificultades de retomar sus actividades por los destrozos que causaron los delincuentes. (KOQ)-(I)