Consulta Popular

Hugo Darquea López

209

La grave distorsión del Estado de Derecho exige restablecer la seguridad jurídica. En tal perspectiva los ciudadanos debemos pronunciarnos. Veamos cuatro temas que exigen la consulta popular: 1.- La eliminación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, porque concentra facultades de otras funciones del Estado, como son el control de la corrupción, que corresponde a la Función Judicial y al mismo tiempo designa a las autoridades correspondientes, que de suyo compete a la Función Legislativa. Este quinto poder es el rezago fascista de diez años de distorsión del Estado de Derecho.
2.- Las reformas propuestas al Código laboral, porque son de trascendencia social, más si se contemplan cambios de índole sustancial de los derechos constitucionales de los trabajadores, lo que demanda por sí mismo la necesaria seguridad jurídica. Tales previsiones, en relación a la inversión empresarial, deben sustentarse en leyes claras y sistemas eficaces de alta competividad. Tema capital es la definición y aplicación normativa de la plena autonomía administrativa y financiera del IESS.
3.- La derogatoria de la reforma al sistema matrimonial que la Corte Constitucional ha realizado al dar paso al matrimonio de personas del mismo sexo, porque al efecto se desconoce la norma expresa del artículo 67 inciso segundo de la Constitución y deroga el artículo 82 del Código Civil a más las leyes conexas, con obvios efectos para el interés superior de los niños y adolescente. 4.- La vida del no nacido que debe ser protegida de manera celosa por el Estado de Derecho. Reflexionemos que la vida humana desde su concepción es el derecho esencial en una sociedad justa. Estos y más temas de interés nacional demandan que nosotros los ciudadanos nos pronunciemos. (O)