Cinco indecentes…

Simón Valdivieso Vintimilla

177

Cinco indecentes decidieron por 17 millones de ecuatorianos. Es una voz aislada que aparece en un video en las redes sociales a raíz del conocimiento de la sentencia de la Corte Constitucional frente al matrimonio igualitario, cuya resolución ha sido reconocida y valorada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la ONU.
En buena hora que la justicia constitucional ecuatoriana esté en el pensamiento de la justicia mundial, puesto que en otrora hemos estado en el banquillo de los acusados por la sistemática violación de derechos. Y eso nos ha costado un ojo de la cara, dice la abuela de la casa, porque el Ecuador, mejor dicho nosotros los ecuatorianos hemos tenido que pagar vía indemnización. Y para refrescarnos la memoria, la “Desaparición de los hermanos Restrepo”, o el asesinato de Consuelo Benavidez.
Y es que el ciudadano que graba el video y lo sube a las redes trata de deshonestos, sucios, indecorosos, impúdicos, que son voces sinónimas de “indecentes” a aquellos jueces que se pronunciaron por el matrimonio igualitario dando valor a una Resolución Consultiva justamente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Pero además califica de “Día nefasto” para la sociedad aquel de la fecha de la sentencia.
No es prudente hablar en nombre del pueblo y eso es lo que hace exactamente ese ciudadano. Si para él está mal la sentencia, para millones de ecuatorianos que piensan distinto y le apuestan a la Constitución de la República y la supremacía de los derechos, esa sentencia refleja lo que la sociedad ecuatoriana ha venido demandado. En fin, dice la abuela de la casa, esos son los que se golpean el pecho, tragan ostias y cagan diablos. Queda aún pronunciarse sobre otros ítems como la eutanasia, por ejemplo. (O)