Comercio e industrias dicen sí a la flexibilización

Las diferentes Cámaras de la producción del Azuay se han pronunciado ya.

439
Expectativa de sector industrial de Cuenca. ACR

La Cámara de Comercio de Cuenca (CCC), a través de su presidente ejecutivo, Fabián Andrade, emitió ayer tarde su pronunciamiento respecto a las posibles reformas laborales, anunciadas por el gobierno.

Este gremio, convencido de la necesidad de generar una reactivación del sector productivo para lograr la creación de nuevas fuentes formales de empleo reconoce que “el esfuerzo que realiza el gobierno nacional en materia de reforma laboral es importante, mas no suficiente y que la misma debe ser acompañada de reformas en el ámbito societario, tributario, entre otros”.

Andrade menciona que es necesario puntualizar que ninguna acción va orientada en el desmedro de los derechos de los trabajadores, mas sí, es urgente generar nuevas modalidades para alcanzar empleo de calidad.

Al decir empleo de calidad, se refiere a quienes no tienen un empleo estable y adecuado, por ello la flexibilidad en la contratación y en las jornadas no es un detrimento, sino una oportunidad para quienes no poseen el trabajo que todos los ecuatorianos aspiran obtener.

Las herramientas para superar la recesión que en esta materia vive el Ecuador y que han sido anotadas, dice Andrade, deben ser aplicadas desde su correcta aplicación y controladas por la autoridad laboral para mantener el equilibrio y beneficiarnos de las bondades que la producción y el trabajo presentan al país.

La semana anterior ya se pronunciaron, a través de sus representantes, Roberto Maldonado y Tania Suquinagua, respectivamente, la Cámara de Industrias, Producción y Empleo de Cuenca (CIPEM) y la Cámara de la Pequeña Industria del Azuay (CAPIA).

Ambos gremios están favorables de una flexibilización laboral, como mecanismo para dar apertura a la gente sin empleo, fundamentalmente. (ACR)-(I)