Exámenes de admisión

298

En fechas pasadas se denunció, a través de diversos medios, la presunta filtración de preguntas del banco de datos de los exámenes de admisión para algunas carreras universitarias, dentro del proceso que, conforme a las disposiciones legales, deben cumplir los bachilleres que deseen ser admitidos en las universidades y más centros públicos de Educación Superior.
El hecho causa suma preocupación debido a que, lamentablemente, comportamientos corruptos inclusive al parecer llegan a contaminar los niveles superiores de la formación de nuestros jóvenes, puesto que de acuerdo a las denuncias formuladas al respecto por padres de familia y alumnos, se habría estado cobrando, supuestamente, determinadas cantidades de dinero por dar a conocer las preguntas a ser planteadas en los exámenes para determinadas carreras. Ante esto, de hecho las autoridades universitarias del centro de estudios involucrado en tales casos, han presentado las denuncias correspondientes ante las respectivas autoridades, esperándose que la reacción frente a este escandaloso hecho denunciado, no se limite a la formalidad de las denuncias, sino que de parte de las propias autoridades universitarias se investigue a fondo estas acusaciones, que en el caso de ser verídicas ameritarían una depuración total de quienes resulten involucrados en los hechos denunciados.
Es deplorable que los niveles de corrupción se extiendan inclusive a la Educación Superior. Este lamentable caso se une a otros casos ocurridos en universidades del país, como los recientes atentados terroristas con bombas explosivas en el interior del Campus de la Universidad de Guayaquil, la cual se halla intervenida por supuestas irregularidades en el manejo de recursos y la concesión de títulos académicos. La Universidad es la tribuna más alta del conocimiento y el pensamiento de un país. Es necesario, por lo tanto, erradicar sin contemplaciones, cualquier brote de corrupción en ellas, y por supuesto sancionar ejemplarizadoramente a los culpables.