María José Gándara, novela de crítica social

520
la joven escritora quiteña estará en Cuenca para presentar esta tarde la obra.

“Todos me quieren follar” es una novela de drama. Su autora María José Gándara, quiteña, decide observar, explorar, internarse en el lado más oscuro del ser humano para intentar comprender y contar cómo enfrenta la cotidianidad.

La joven narradora llega a Cuenca esta mañana para compartir su obra. La gente pude acudir hoy, desde las 19:00, a Pálier Café Libro y ser parte del acto de presentación del libro, cuya aventura de escritura empezó hace siete años, un tiempo que le dio a la autora la posibilidad de adentrarse en tantos mundos emocionales y profundidades, hasta lograr su objetivo.

El relato lo protagoniza Elena, personaje principal que se encuentra en una permanente búsqueda del amor, la felicidad, y se permite caer en los excesos de los “pecados” que le muestran el puro existencialismo, la soledad y el vacío.

Siete años para llegar a Elena. “Yo creo que uno no puede escribir acerca de las cosas que no ha vivido, no podrías sentir que atrapamos el instante y no se sentiría real”, explica la escritora, de 31 años, que antes del relato también incursionó en la poesía.

Es una obra que escarba incluso en esa sociedad líquida, como dice Bauman, a esa vida a través de las pantallas, se pierde el contacto con las cosas reales y se provoca soledades, falta de contacto.

Una crítica a la sociedad actual donde la exploración del placer femenino sigue siendo un tabú, en una ciudad donde el tabú es lo normal, dónde ser diferente te convierte en “pervertido”, “prostituta” o “drogadicto”.

La novela puede situarse en cualquier lugar del mundo, pero en todas las ciudades del Ecuador se vive un conservadurismo marcado; entonces, escribir un libro con el título “Todos me quieren follar” o que aluda a la exploración del placer femenino le hace compenetrarse a una realidad. (BSG)-(I)

CÁPSULA

Una obra que podría situarse en varias partes del tiempo. “Lo mío es el relato y lo describí por la pasión que tuve al escribir esta novela. Fue increíble”, dice la autora.